Cómo conservar el café con altas temperaturas

, 21 de agosto de 2019

Cómo conservar el café

En verano no solo tenemos que cuidar los efectos que tiene el calor en nosotros, también puede afectar a la calidad de nuestro café. Como producto fresco y natural, también es un ingrediente muy delicado que no se lleva bien con las altas temperaturas. Evita que pierda sabor y propiedades conociendo los problemas de esta época y las mejores formas de conservar el café cuando más calor hace.

No importa si vas a preparar alguna receta de café frío refrescante o prefieres el espresso recién hecho; si no se ha conservado correctamente, tu bebida no sabrá igual. Sería una lástima no poder disfrutar de todo el sabor y aroma después de invertir en buen café de origen y de mimar tu cafetera superautomática, solo por descuidar el almacenaje en verano.

Ya sabes que todo influye a la hora de preparar una taza de café perfecta digna del mejor barista, desde la frescura de los granos recién tostados hasta el grado de molido o la temperatura de servicio. No dejes que las altas temperaturas veraniegas estropeen tu café evitando los errores más comunes.

En verano el café pierde frescura rápidamente

Los granos de café son un producto muy delicado y sensible a todos los agentes externos. En el momento en el que se tuesta ya empieza a perder frescura, más aún si se muele. Las condiciones climatológicas extremas del verano aceleran el proceso oxidativo, provocando que pierda aroma y sabor más rápidamente.

Cómo conservar el café

Solución: compra café en grano recién tostado según tu consumo

La solución a este problema es sencilla: evita comprar grandes cantidades de café. Tendrás que hacer más visitas a tu tienda de confianza, pero merecerá la pena. Llévate siempre café en grano, que haya sido tostado en las últimas 24 horas, y en paquetes pequeños que puedas consumir en pocos días.

El daño de los cambios de temperaturas

No solo el calor afecta al café, en verano vivimos constantes cambios bruscos de temperatura, con tantos aires acondicionados y entrada y salida a edificios con diferentes climatizaciones. En algunas zonas, además, cae mucho la temperatura durante la noche para volver a escalar durante el día.

Cómo conservar el café

Solución: envasado adecuado

Procura comprar el café en bolsas opacas especiales para la conservación de los granos, térmicas o con doble pared, mejor si llevan válvula para el dióxido de carbono o si está envasado al vacío. Evita el simple cartón, las telas translúcidas o el plástico de mala calidad.

El calor (y el sol) dentro de casa

Sabemos que los granos de café son muy bonitos y nos encantaría decorar la cocina con ellos, pero no es la forma más adecuada de conservarlos. En la cocina de casa aumentan mucho las temperaturas en verano, más aún si reciben la luz directa del sol, cuyos rayos pueden estropear más rápidamente cualquier alimento.

Cómo conservar el café

Solucución: conservar el café con el almacenado correcto

Lo mejor es guardar el café en un armario, cajón o despensa totalmente aislado, oscuro, seco y alejado de fuentes de calor. Evita los espacios cercanos al horno o al fuego de la cocina, y también a las paredes que estén en contacto con el exterior, que pueden calentarse mucho.

Humedad y sequedad, grandes enemigos

El café agradecerá una humedad baja y constante, sin cambios bruscos ni sequedad repentina por culpa del aire acondicionado. Por eso no siempre es aconsejable guardar los granos en la nevera, ya que se puede crear condensación en envases cerrados, o provocar gran sequedad si los granos se exponen tal cual.

Cómo conservar el café

Solución: recipientes adecuados

Mantén a salvo tu café guardándolo en recipientes de primera calidad, nada de botes endebles o transparentes. El metal y la cerámica son buenas opciones, también los materiales sintéticos de gran grosor y aptos para uso alimentario. Es importante que el material no reaccione a los alimentos, no emita olores y sea totalmente impermeable.

El riesgo de los insectos

El calor veraniego también despierta a pequeños visitantes indeseables en la cocina. Hormigas, gorgojos y pequeños escarabajos pueden colarse en la despensa en busca de alimento, y los productos secos les gustan especialmente.

Cómo conservar el café

Limpieza, orden y cierres herméticos

Para evitar los insectos a la hora de conservar el café, lo mejor es mantener una buena limpieza de toda la cocina, incluyendo armarios y despensa, con un buen orden para tener todo bien controlado, y usar recipientes de cierre totalmente hermético. Vigila las tapas de los tarros comprobando que no dejen ni una rendija, o emplea botes con efecto vacío.

Cafeteras superautomáticas para sacar todo el partido a los granos de café

Lo más cómodo en casa es llenar directamente el depósito de nuestra cafetera para no tener que reponerlo constantemente, por eso es importante tener las reservas de la despensa bien almacenadas. De la conservación de los granos en la máquina ya se encargan las propias cafeteras superautomáticas.

cafeteras portátiles

Las cafeteras de última generación como la Philips LatteGo 2200 series mantienen los granos frescos durante más tiempo gracias a su depósito con sello de aroma que los protege del exterior. Así no te tienes que preocupar de nada más cuando quieras disfrutar del mejor café recién hecho, sabroso y aromático, personalizado a tu gusto gracias los ajustes de la máquina.

En apenas unos segundos y con solo pulsar un botón, la cafetera muele al instante la cantidad exacta de café para exprimir toda su frescura original. Si sabes cómo conservar bien el café y cuentas con una buena cafetera superautomática, tendrás garantizada la máxima calidad todo el año.

Fotos | iStock.com/SuchatSiNataliaDeriabinaInna Dodor – Unsplash

En Mi Mundo Philips | Reinventa el café frappé con estas cuatro variantes que lo harán irresistible

En Mi Mundo Philips | En tu apartamento de verano, que no falte también el buen café

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.