Cómo crece tu bebé: todo lo que va a pasar durante los primeros tres meses

, 25 de julio de 2019

bebe tres meses

Los primeros meses del bebé son fascinantes: una personita nueva acaba de llegar a la familia, nosotros nos descubrimos como padres y como madres y ellos están descubriendo el mundo. Aunque al principio no hacen más que comer y dormir, pronto empezarán a sorprendernos con los avances. Así crece un bebé durante los tres primeros meses de vida.

Los primeros días de un recién nacido

Los primeros días con un recién nacido en casa son duros, no lo vamos a negar. La madre acaba de pasar por la experiencia del parto, y aún se está recuperando. Llegan las visitas y sentimos que nuestra casa es un desastre y todo es un caos.

Además se junta la falta de sueño, porque las siestas del bebé son muy irregulares. Duerme mucho, pero también se despierta mucho. El pequeño llora mucho y no siempre sabemos a qué se debe (¿será sueño, hambre, calor, frío, estará malo?). Una vez cumplido el primer mes de vida, y con la lactancia plenamente establecida podremos empezar a utilizar el chupete para que se calme.

bebe tres meses

También estamos muy inseguros con nuestra labor como padres ¿le estaremos cuidando bien? ¿estará comiendo todo lo que necesita? Durante las primeras semanas tendremos programadas varias visitas al pediatra, que sobre todo sirven para comprobar que el bebé está sano y está recuperando el peso tras el parto. Allí podremos consultar todas las dudas que nos surjan y quedarnos más tranquilos.

El inicio de la lactancia

bebe tres meses

Comenzar con buen pie la lactancia materna es una de las cosas que mayor importancia tiene en las primeras semanas de vida. No dudemos en consultar a nuestra matrona sobre los problemas que vayan surgiendo.

Cuanto antes se solucionen, mejor nos irá dando el pecho. Un sacaleches puede ayudarnos a aumentar la producción de leche y a planificar mejor las tomas del bebés si no siempre podemos estar presentes para amamantar a nuestro hijo.

bebe tres meses

Y si no podemos dar el pecho, por los motivos que sea, no debemos agobiarnos ni sentirnos culpables. Tampoco podemos convertir la lactancia materna en una tortura si nos cuesta demasiado. Para eso están los biberones perfectamente adaptados al paladar del bebé para que los tome como si estuviera comiendo de su madre.

Sujetar la cabeza, uno de sus primeros hitos

Para comprobar que el desarrollo psicomotor del bebé es el adecuado a su edad, conviene comprobar que va cumpliendo una serie de hitos. Por ejemplo, como cuando su cuello empieza a tener la suficiente fuerza para sujetar bien la cabeza, e incluso empieza a girarla.

Para que vaya adquiriendo fuerza en el cuello y la espalda, podemos ayudarle a que los ejercite de la siguiente manera. Le colocamos boca abajo, u siempre vigilándole, le estimulamos con nuestra voz para que vaya levantando la cabeza. No necesita estar mucho tiempo, porque se cansa enseguida, pero ese ejercicio le ayudará a sujetar mejor la cabeza. A los tres meses ya se sujeta muy bien sostenido en los antebrazos.

El descubrimiento de las manos

Entorno a los tres meses de vida, el bebé empieza a mirar y observar sus manos cuando está acostado boca arriba. Además empieza a agarrar objetos cuando se los ponemos en la mano, como un sonajero, si bien todavía es incapaz de coger objetos con la mano cuando los ve pasar enfrente suyo.

Relación con su entorno

Hacia los tres meses, el bebé se va haciendo más sociable. Podemos comprobar que el bebé gira la cabeza cuando oye ruidos cercanos y mira cuando alguien le habla. Además, reconoce a los adultos más cercanos. Si ve alguien conocido o un juguete que le gusta, agitará las manos y las piernas con alegría.

bebe tres meses

Cada vez estará más atento de lo que sucede a su alrededor. Puede estar tranquilo solo y es más fácil de consolar que cuando es recién nacido.

Sus primeros gorgoritos

Uno de los momentos más divertidos de los primeros meses de un bebé es cuando empieza a emitir sonidos, se oye, y le hace mucha gracia. Así se pasa soltando todo el día gorgoritos en su particular idioma. Este balbuceo espontáneo llegará en un momento que comience a imitar algunos sonidos que le decimos.

El bebé cada vez es más expresivo. Las primeras sonrisas llegan hacia el mes y medio de edad, pero poco a poco irán fijándose más en el entorno e interactuando más con los que le rodeas: sus padres, sus hermanos o sus abuelos. Su campo visual se desarrolla y alcanza a ver personas y objetos que están más lejos.

Fotos | iStock kieferpix, awpixel, encrier

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.