¿Cómo criar niños y niñas fuertes de una manera no sexista?

, 7 de marzo de 2018

educacion no sexista

Una de las mejores maneras de que la sociedad sea más igualitaria y no se discrimine por cuestión de género es a través de la educación de los niños. Ellos son el futuro y lo que aprendan ahora lo repetirán cuando sea mayores. Es hora de educar de manera no sexista para criar niños y niñas fuertes, independientes y capaces de todo.

Los niños aprenden con el ejemplo

¿Quién plancha la ropa?, ¿quién recoge los platos?, ¿quién cocina en casa?, ¿quién conduce?, ¿quién cambia las bombillas? Si los niños ven que cualquiera de las tareas puede ser realizada indistintamente por papá o por mamá ellos aprenderán a repartir las tareas en el hogar. Ser un adulto independiente y responsable pasa por ser capaz de cocinar, de coserte un botón o de que no te dé miedo clavar un cuadro. Seas hombre o mujer, todas son tareas que nos son de utilidad cuando somos adultos, y los niños aprenden con el ejemplo de lo que ven en casa. Dejemos que aprendan actitudes igualitarias, de respeto entre hombres y mujeres.

Fuera los estereotipos

Muchas veces lo hacemos de manera inconsciente, sin voluntad de perjudicar a nuestros hijos, pero cuando hablamos de ellos a otras personas o cuando hablamos con ellos seguimos cayendo en los estereotipos de género, y primando ciertas actividades y cualidades cuando se trata de una niña y otras muy diferentes cuando se trata de un niño. Hasta a George Clooney le pasa cuando habla de sus mellizos.

Tampoco hay necesidad de que todo lo de los chicos sea azul y los de las chicas rosa o morado. Mi hijo ha rechazado juguetes que le gustaban porque estaban en la parte rosa del catálogo, y me ha costado hacerle ver que los juguetes no son de niños ni de niñas, sino de quien quiera jugar con ellos.

Juegos en común

Lo seguimos viendo en los patios de todos los colegios: los niños juegan al fútbol y las niñas con la cuerda o con música para bailar. Quizá vaya siendo hora de pensar en juegos en los que puedan participar todos y creando espacios en común para que jueguen juntos niños y niñas. Sin forzar, por supuesto, pero siempre hay actividades que les gustan a casi todos por igual, como hacer manualidades, cocinar, los juegos de construcción, los juegos de mesa, etc.

educacion no sexista

También deberíamos controlar con qué tipo de juguetes juegan y que tipo de series o películas ven, primando los no sexistas, las historias que no inciden en la mujer débil que debe ser salvada por el hombre, el hombre incapaz de manifestar sus sentimientos porque tiene que hacerse el duro, etc. porque con lo que juegan en la infancia es lo que les hará desarrollarse como adultos.

Arriba la autoestima

Los niños deben ser educados con confianza en sí mismos y en sus posibilidades, en mostrarse tal y como son, deben ser capaces de manifestar sus sentimientos y ambiciones. Que vean que pueden ser cualquier cosa. Por eso es tan importante que comprendan que existen mujeres científicas que han llegado muy lejos, que Wonder Woman es una superheroína tan fuerte como los chicos, que películas como Figuras Ocultas les sirvan de ejemplo para ver lo que pueden conseguir con empeño. Así las niñas no se pondrán su propio techo de cristal pensando que ciertas profesiones no son para mujeres.

educacion no sexista

Con los chicos ocurre igual: ellos también pueden ser matronas, profesores de infantil, costureros, o azafatos. No debemos despreciar o reírnos si la actitud que toman o la profesión que imitan no es lo suficientemente “femenina” o “masculina“. Démosles libertad para que jueguen y sueñen con ser lo que quieran.

Por supuesto que hay diferencias entre niños y niñas, que se dan de forma natural, pero tampoco tratemos de exagerarlas y de perpetuarlas sin pararnos a pensar antes, ni seguir reforzando estereotipos que no ayudan a crecer nuestros hijos.

En Mi Mundo Philips | Una crianza más ecológica: las grandes tendencias en maternidad que nos depara el 2018

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.