¿Cómo dar el pecho al bebé?

, 26 de octubre de 2012

En principio debería ser una cosa muy fácil. Dar el pecho es un proceso natural, las mujeres estamos diseñadas para alimentar con el pecho a nuestros bebés y los bebés recién nacidos tienen el instinto de agarrarse al pecho según nacen. Pero hay gente a la que le cuesta empezar o tiene reparos a dar el pecho. Toma nota de las siguientes recomendaciones para que todo sea más sencillo:

Antes de empezar

Estate tranquila y relajada, como decíamos, amamantar es un acto natural y además la leche materna es la mejor alimentación que puedes dar a tu bebé, así que confía en tí misma y pide ayuda a la matrona o a los médicos si la necesitas. En cada ciudad existen además grupos de apoyo a la lactancia que te pueden ayudar si notas problemas. La Liga de la Leche está extendida por numerosos países y ciudades.

Ponte cómoda, las primeras tomas pueden ser largas (hasta media hora), y si fuerzas la postura te dolerá la espalda. Las almohadas de lactancia o un cojín suelen ser de mucha utilidad. Deja que el bebé huela la leche. Verás que el mismo busca el pezón y que no necesitas empujarle hacia la teta, él mismo consigue encontrar el camino. Sólo tendrás que sujetarle la cabeza.

La frecuencia de las tomas es “a demanda” del bebé, es decir, cuando el bebé llore, que suele ser cada dos o tres horas durante los primeros meses. Creencias antiguas de imponer unos horarios y una duración fija de la alimentación están totalmente descartadas en la actualidad.

Cómo colocar al bebé

Para evitar las grietas y conseguir un buen enganche, el bebé no sólo introducir en su boca el pezón, sino parte de la areola. Cuanto mejor sea la postura, más estimulará con la succión la producción de leche. Debes sentir su lengua y cómo su boca se cierra entorno a tu pecho y verás cómo se mueven sus orejas ligeramente. Si el bebé no está bien enganchado o te hace daño, introduce el dedo meñique entre tu pecho y su boca, retírale y vuelve a colocarlo bien. Puedes leer más consejos útiles sobre cómo dar pecho en la página de Philips AVENT.

Después de tomar en cada pecho, coloca al niño sobre tus hombros para que expulse los gases y eructe. Eso evitará molestias en el bebé por gases o cólicos. Los extractores de leche Philips AVENT te permitirán prolongar la lactancia todo el tiempo que tú y tu bebé deséeis y compaginarla con la vida laboral y personal. El extractor de leche manual Philips AVENT imita el sistema de succión del bebé y está diseñado para estimular el flujo de leche.

Mi mundo Philips | Todas tus dudas sobre la extracción de leche resueltas

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.