Cómo dar masajes a tu bebé, te lo agradecerá con una sonrisa

, 23 de mayo de 2013

Con mi primer hijo asistí a un curso postparto en el que las madres hacíamos una pequeña gimnasia de recuperación postparto (fundamentalmente, los ejercicios Kegel que tan bien nos vienen a las madres recientes para recuperar la musculatura de la zona perineal), y posteriormente en la misma clase aprendíamos a dar masajes a nuestros bebés. Con mi segundo hijo pienso repetir la agradable experiencia, porque la verdad es que merece la pena de favorecer el contacto con el recién nacido.

Tipos de masajes para el bebé

Según los expertos, los masajes son una manera de que la mamá trasmita su afecto y ternura. Además, el niño experimenta, con el masaje, una sensación de bienestar no sólo física, sino también emocional. La mamá aprende a conocer a su hijo y a captar sus estados de ánimo. Además, en ciertos momentos los masajes a bebés pueden tener efectos calmantes, sedantes o estimulantes, es decir, que los masajes a bebés tiene innumerables beneficios para él y para nuestra relación con ellos.

En casa, después del baño es un buen momento para darles un masaje relajante, que les ayude antes de dormir, aunque hay varios tipos de masajes que pueden ayudar a que nuestro bebé disfrute del momento. Se recomienda que los bebés tengan al menos 6-8 semanas de vida para empezar a darles masajes.

* Masaje calmante anticólicos

Uno de los masajes más útiles que podemos darles a los bebés es en la tripa, para calmarles los molestos cólicos que algunos pequeños sufren. Este masaje se hace en círculos en el sentido de las agujas del reloj, por la zona de debajo de las costillas. El masaje se termina subiendo las rodillas del bebé, flexionando las rodillas, para que elimine los gases que tanto le incordian (a él y a nosotros). Puedes ver el vídeo completo en YouTube.

* Masaje relajante

Para relajar al bebé, podemos hacer un suave movimiento de torsión a lo largo de todo el brazo, y posteriormente masajeamos su mano dedo a dedo. Aquí tienes el vídeo de cómo hacer este masaje ideal para que niño se vaya a dormir.

* Masaje estimulante

Si tenemos ganas de jugar con nuestro bebé, podemos hacer divertidos movimientos con nuestras manos en su barriguita: hacer que nuestros dedos caminen por su tripa, hacer movimientos en zig-zag, darle pequeños toquecitos con nuestros dedos, y lo que se nos ocurra (siempre suavemente), mientras le vamos contando una divertida historia. Este masaje estimula su circulación y os divertiréis juntos.

Además de estos masajes, hay muchos otros que favorecen nuestro contacto con él. Ellos agradecen un montón el tiempo que les dedicas. Incluso puedes hacerles masajes en la cara y adaptarlos según su personalidad.

Cremas para los masajes

Para aplicarle el masaje, aplícate una cantidad generosa de loción hidratante o aceite especial para bebés, con el fin de que tus manos se deslicen con suavidad por su cuerpo y el bebé termine con la piel bien hidratada.

Especialmente después del baño conviene aplicarles una crema hidratante que elimine las zonas secas de la piel del bebé y la deje con un aspecto suave y saludable. La loción debe ser hipoalergénica, respetar el Ph natural de la piel y poder aplicarse también en las pieles más sensibles de los bebés más delicados, como la loción hidratante de Philips AVENT.

Si todavía quieres saber más de masajes para los bebés, no te pierdas la web Masajeinfantil.es, donde encontrarás vídeos, información, talleres y cursos gratuitos de masajes, productos, etc.

Mi mundo Philips | La delicada piel del bebé y los cuidados que necesita

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.