Cómo debe ser la crema de un espresso perfecto

, 27 de agosto de 2018

La crema de un espresso perfecto

En Italia se preparan muchos cafés diferentes pero el espresso sigue siendo el rey. Convertido ya en parte de su identidad cultural, el verdadero espresso italiano sigue considerándose como el mejor café del mundo, la mejor manera de degustar todo el sabor y el aroma de un buen café. ¿Sabes cómo reconocerlo? Te damos las claves de cómo debe ser la crema de un espresso perfecto.

Así se reconoce la crema de un café espresso perfecto

Ya hemos visto que para hacer una cata de café también hay que prestar atención al apartado visual. Un café primero nos llega por los ojos, y es algo clave a la hora de juzgar un buen espresso. La crema es el signo de identidad del auténtico espresso a la manera italiana, que solo se puede conseguir con una cafetera superautomática.

La crema de un espresso perfecto

Si el café o la cafetera son de mala calidad, o si no se ha preparado correctamente, esos defectos se reflejan en la crema. Analizándola podrás comprobar fácilmente que con tu cafetera puedes disfrutar del café a la manera italiana, y también te servirá para reconocer las buenas cafeterías fuera de casa. Así debe ser la crema de un espresso perfecto:

  • Apariencia homogénea, uniforme, con ligeros trazos y vetas.
  • Color avellana o nuez, ligeramente tostado, con matices rojizos o de tonos marrón más oscuro.
  • Grosor de unos 3-5 milímetros.
  • Textura espesa, cremosa y sedosa al paladar.
  • Buena resistencia, el azúcar permanece unos instantes en la superficie antes de hundirse en la taza.
  • La crema queda marcada en la cuchara cuando esta se introduce en la taza.
  • Persistencia prolongada de hasta 4-5 minutos.
  • Aroma equilibrado, suave y fragante.
  • Gusto intenso pero armonioso, prolongado en el paladar.

Si la crema es muy fina, de color muy pálido, presenta manchas de aceite o tiene uno o varios agujeros, es un sigo evidente de la mala calidad o la mala preparación. Al probar un espresso con mala crema comprobarás que el sabor es débil o excesivamente amargo, sin aroma y con regusto a quemado.

Espuma del café

Con una cafetera superautomática puedes disfrutar del auténtico espresso perfecto en casa con solo pulsar un botón, y además puedes personalizarlo a tu gusto. Y cuando prefieras cambiar la cremosidad de la crema del espresso por una espuma densa y esponjosa, utiliza el espumador de leche de Philips para transformar tu café en un cappuccino o un delicioso café latte.

Fotos | Unsplash

En Mi Mundo Philips | Propiedades del molinillo cerámico para el café

En Mi Mundo Philips | Café Doppio: cuando necesitas una dosis extra de energía

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.