Como decorar un pastel para principiantes (III): decorado con fondant

, 13 de marzo de 2013

Hemos visto cómo preparar un bizcocho para decorar y la receta del relleno para pasteles y cómo rellenarlos. Hoy veremos el paso final para la decoración de un pastel perfecto: cómo decorar un pastel con fondant.

Por si no lo sabéis, el fondant es una pasta hecha a base de azúcar con textura muy parecida a la plastilina, utilizada para cubrir pasteles y modelar figuras. Podemos comprar el fondant ya preparado (cada vez se puede encontrar en más tiendas a pie de calle) aunque yo lo suelo comprar en tiendas online como ésta.

Material necesario para decorar con fondant

Bizcocho (o bizcochos) – podemos hacer varios pisos.
Relleno para tartas.
Ganache de chocolate (aquí os dejo una receta de ganache de chocolate).
Fondant (según el tamaño del bizcocho necesitaréis más o menos cantidad, comprad 1 kg y si os sobra podéis hacer figuritas y decoraciones)
Rodillo.
Paleta alisadora para fondant.
Espátula.

Paso a paso para cubrir un bizcocho con fondant

Recortaremos el bizcocho con la forma que queramos o lo dejamos con la forma del molde que hayamos escogido. Podemos nivelar el bizcocho cortando la parte inflada del centro con la ayuda de un cuchillo o un nivelador de tartas como el de la fotografía (no tiréis el sobrante, guardadlo para esos momentos de ataque de hambre, ¡es lo mejor del pastel!).

Podemos darle la forma que queramos al bizcocho: tarta de Bob Esponja, con forma de corazón, redondo, camiseta… (si queréis que quede perfecto podéis imprimir una plantilla y recortar el bizcocho alrededor).

Procedemos a rellenar el bizcocho (como explicamos aquí) y lo cubrimos con parte del relleno. Lo metemos en la nevera unos 15 minutos para que se enfríe el relleno.

Cubrimos la tarta con el ganache de chocolate con la ayuda de una espátula y lo volvemos a introducir en la nevera.

Mientras se acaba de enfriar el ganache de chocolate en la nevera, procederemos al amasado del fondant, este paso es sumamente importante pues si no lo amasamos bien, nos quedarán grietas en el pastel. Amasamos con la ayuda de las manos y la superficie espolvoreada con maizena o azúcar lustre para que no se nos pegue. Si queremos teñirlo de algún color especial, utilizaremos colorantes en gel y lo añadiremos poco a poco hasta conseguir el color deseado.

Cuando esté bien amasado, formamos una bola y lo estiramos con un rodillo, el grosor debe ser de unos 50-60 mm. Cada vez que lo extiendas un poco, levántalo, para evitar que se pegue, y rótalo 90º, es decir, gíralo en el sentido de las agujas del reloj, como si pasaras de cuarto de hora en cuarto de hora.

Cuando ya tengamos estirada la plancha de fondant con la medida que necesitamos, la enrollamos con cuidado sobre el rodillo y la colocamos sobre el bizcocho y vamos desenrollando el rodillo cubriendo así todo el bizcocho.

Con el calor de las manos vamos sellando la plancha de fondant al bizcocho. El fondant sobrante lo cortamos con un cuchillo o un cutter y lo retiramos, si no se ha manchado con el chocolate, lo podemos guardar en papel film para que no se reseque.

Ya tenemos el bizcocho cubierto con fondant, ahora podemos empezar con los detalles, aquí os dejo a vuestra imaginación, podéis poner estrellas, círculos, tiras, figuras (en internet hay cientos de miles de tutoriales con vídeos de cómo hacer figuritas con fondant).

Fotos vía | La Cocina de Carolina
En Mi Mundo Philips | Cómo preparar un bizcocho para decorarReceta del relleno para pasteles

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.