Cómo dejarte perilla paso a paso

, 23 de noviembre de 2018

perilla

El revival de los 90 ha traído consigo bajo el brazo la moda más característica de aquella época. Pero la cosa no solo ha ido de ropa, sino también peinados y, como no podía ser de otra forma, de barbas. Hay un estilo muy característico de la década de los 90 que ha asomado la patita este 2018.

Algunos ya la habían lucido en su momento y otros se han atrevido con ella este año. Se trata de la perilla. Si tú también quieres sumarte a esta tendencia pero no sabes por dónde empezar, no te preocupes, ¡te contamos cómo hacértela paso a paso!

Antes de empezar

Si ya te has decidido y tienes claro que quieres dejarte perilla, hay un cosa básica que vas a necesitar: barba. Es la materia prima con la que vas a crear tu nuevo estilo, así que, si vas afeitado, lo primero que tienes que hacer es dejar crecer el vello de la cara durante algunos días. En el caso de que ya tengas barba, ya puedes ponerte manos a la obra con el diseño de tu perilla.

perilla

Peina la barba

En el caso de que hayas dejado crecer el vello facial bastante y sea denso y tirando a largo, es recomendable que lo peines antes de empezar a diseñar tu nuevo estilo. De esta forma desharás posibles enredos que pueda haber en la barba, el pelo estará más suave y, por tanto, evitarás tirones. La ‘operación perilla’ resultará mucho más  agradable.

Recorta el vello facial

Antes de dar forma, hay que recortar un poco la barba. OneBlade de Philips va a ser tu mejor aliada para rebajar el espesor de la barba, ya que la recorta a la longitud que prefieras. Incluye tres peines-guía. Si prefieres un recorte apurado, usa el de 3 milímetros. En el caso de que quieras dejar el vello algo más largo, selecciona el de 5. Y si quieres algo intermedio, el peine-guía de 3 milímetros es la mejor opción.

one_blade_versatil

Dale forma a tu perilla

Retira el peine-guía de tu OneBlade de Philips y transfórmala en afeitadora, porque llega el momento de dar forma a tu vello facial. Afeita tu barba, dejando solamente pelo por debajo de la boca. Para conseguir un resultado óptimo, traza una línea con tu OneBlade en el vello que hay a cada lado de tu barbilla, calculando que sobrepase 5 milímetros teniendo como referencia el extremo de los labios.

perilla

La cuchilla de doble cara, que afeita en cualquier dirección sin quitarte visibilidad durante el proceso, te ayudará a que la perilla quede como tú deseas. Traza una línea por debajo de la barbilla, que cruce de un lado a otro y que tenga una ligera curva hacia arriba. ¡Ya casi lo tienes! Ahora, toca arreglar la mosca, que es el vello facial que hay entre el labio inferior y la barbilla: solo tienes que perfilarlo dejando la forma natural de la barba.

Cuídala para que se mantenga perfecta

La perilla requiere un mantenimiento para que siga luciendo igual de bien que el primer día. Con OneBlade retocarla te resultará sencillo. La recortadora y afeitadora de Philips se adapta a los contornos de la cara y, como deja una gran visibilidad, proporciona un resultado más preciso, haciendo que dar forma a las zonas más pequeñas, como la que va del labio inferior a la barbilla, sea más sencillo.

perilla

Descubre otras perillas

Cada hombre es un mundo y cada perilla, también. Hay quienes optan por dejar que le acompañe un bigote totalmente desconectado de ella. Otros, en cambio, se decantan por una tercera versión conocida como perilla tipo candado. En el caso de este estilo, el bigote va conectado a la perilla por dos líneas de vello que bajan desde sus extremos hasta la barbilla, donde se juntan con ella.

El grosor que tengan los conectores que dan el efecto candado puede ser más fino o más grueso, dependiendo de las preferencias de cada uno. Por otra parte, si eres de los que tiene mucha densidad de vello y este cubre toda tu barbilla, puedes decidir dejarlo así o despejarlo para marcar la mosca.

En Mi Mundo Philips | Así es la gama completa OneBlade

Imágenes | Philips

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.