¿Cómo elegir sujetador durante el embarazo y la lactancia?

, 27 de agosto de 2014

324492418_0_CL_2_3x_02600_0014

Mucho antes de que tu tripa de embarazada se empiece a notar, notarás el pecho más sensible e hinchado. Llega el momento de cambiar de sujetador. Es una prenda muy importante tanto en el embarazo como en la lactancia, porque te ayudará a sentirte cómoda y a mantener el pecho en su sitio en tu nueva situación. Estos consejos te ayudarán a elegir sujetador durante el embarazo y la lactancia.

  • Si sueles utilizar sujetadores de aros, destiérralos durante una buena temporada. Tanto en el embarazo como en la lactancia no son adecuados y puedes correr el riesgo de sufrir incluso mastitis. Tampoco necesitas sujetadores push-up o con relleno, la maternidad obra milagros sobre el escote.
  • Elige sujetadores cómodos, que no aprieten pero que sujeten bien. Hay sujetadores específicos para el embarazo y la lactancia, pero no todos valen si no te hacen sentirte a gusto.
  • Se suele decir que hay que comprar una talla más de sujetador de la habitual, pero ten en cuenta que por ejemplo, las primeras semanas de lactancia materna puede aumentar todavía más el pecho, así que compra sujetadores que sean elásticos para adaptarse a tus nuevas medidas.
  • Además los llevarás con discos de lactancia, así que todavía tienen que tener hueco para ellos. Probablemente se anchará tanto tu contorno de pecho como tu copa de pecho. Así, puedes pasar de una 90B a una 95C o 95D. Si tienes dudas, vete comprando los sujetadores a la medida que los vayas necesitando para acertar con tu talla exacta.
  • Los sujetadores deportivos suelen ser una buena opción para cuando estás embarazada.
  • Para la lactancia necesitas sujetadores que se desabrochen. Prueba que sean fáciles de enganchar y desenganchar, porque cuando estés dando el pecho será un gesto que tendrás que hacer muchas veces y que en muchas ocasiones tendrás que hacer con una sola mano.
324492418_0_CL_3_3x_02600_0014_1
  • Hoy en día, cada vez hay más posibilidades de elección en las tiendas, y hay incluso sujetadores muy sexys y bonitos (aunque poco prácticos, la verdad).
  • Así como comprar nuevos sujetadores es básico en el embarazo y la lactancia, no hace falta gastar en braguitas especiales de embarazo, porque las normales de algodón se pueden utilizar en ambos períodos.

Necesitarás dos o tres sujetadores de lactancia por lo menos, que los puedes ir utilizando durante el embarazo. Y después ir comprando a medida que los necesites. Lo que está claro que el sujetador será uno de las primeras adquisiciones que hagas cuando averigües que estás embarazada.

Fotos | La Redoute
En Mi mundo Philips | ¿Cuándo debo empezar a dar agua al bebé y cómo me aseguro de que esté hidratado?

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.