Cómo eliminar los ronquidos posicionales y disfrutar de un sueño reparador

, 4 de octubre de 2019

Pareja en la cama despiertos

¿Te levantas con sequedad en la boca prácticamente todas las mañanas? ¿Tu pareja se queja cada día de tus ronquidos? Si haces un viaje con amigos, ¿nadie quiere compartir habitación contigo? Si la respuesta a todas estas preguntas es afirmativa, es más que probable que tengas problemas de respiración durante el sueño y que, aunque no lleguen a ser graves y afectar a tu salud, sí repercute en el descanso de quienes te rodean.

Se estima que actualmente casi la cuarta parte de las mujeres y más del 40% de los hombres roncan. Si bien las causas pueden ser variadas y las consecuencias más o menos graves (dependiendo de si existe o no apnea), lo cierto es que hay algo común en todos los casos, la dificultad de conciliar el sueño del acompañante.

Pareja con SmartSleep Band para evitar ronquidos

¿Cómo roncar menos durante la noche?

Seguro que muchas veces te has dado cuenta de que la mayoría de los roncadores cesa el ronquido con un simple cambio de postura hacia un lado. Se trata del denominado ronquido posicional y que en la mayor parte de las ocasiones se produce simplemente por dormir boca arriba. Una postura que puede dificultar la entrada libre de aire por el desplazamiento de la lengua o una anatomía del paladar o del tabique nasal diferente a las personas no roncadoras.   

Si este es el caso que te afecta (a ti o a tu acompañante), la solución está más cerca de lo que crees y no, no es empujar a tu pareja para que cambie de postura. Se trata de una banda de tela llamada SmartSleep Snoring Relief Band, que se coloca alrededor de la parte inferior del pecho con un pequeño sensor que controla la posición de la persona y evita que se produzca el ronquido posicional. Presentado en una de las mayores ferias tecnológicas de Europa, IFA 2019, este dispositivo estará próximamente disponible en España.

Durante la noche, unos sensores situados en la banda identifican la postura que produce los ronquidos, normalmente boca arriba. En este momento, comienza a emitir unas ligeras vibraciones que no llegan a despertar a la persona pero sí motivan a la persona a alterar su posición. Hasta el 86% de los usuarios que han probado el sistema afirman haber experimentado una reducción considerable de los ronquidos durante las primeras semanas.

Comodidad y descanso reparador durante toda la noche

Una de las claves en el éxito de este tipo de dispositivo radica en su comodidad. Si la banda no es cómoda y no nos deja conciliar el sueño, difícilmente va a ser efectiva. Por ello, este sensor no empieza a funcionar hasta media hora después de conciliar el sueño y le permite acostarse en cualquier postura. Además, dispone de un periodo de adaptación durante las ocho primeras semanas.

Por la mañana, podrás consultar la tasa de respuesta a las vibraciones, las horas que has pasado en la cama y las horas que has estado boca arriba. Y además, el descanso será más evidente, reparador y efectivo, el tuyo y el de tu pareja.

En cualquier caso, si el ronquido persiste y se presentan otros síntomas diurnos como cansancio continuo, somnolencia o hipertensión, lo mejor es acudir a tu consulta en busca de un diagnóstico. En caso de tener apnea del sueño, es importante que sepas que un tratamiento profesional puede devolverte el descanso placentero por las noches y la vitalidad necesaria durante los días.

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.