Cómo es el café latte macchiato perfecto

, 24 de abril de 2018

 

Café latte macchiato

El latte macchiato se ha convertido en una de las formas más populares de tomar el café en todo el mundo. No hay que confundirlo con otras preparaciones con leche, como el café latte, el cortado o el mismo capuccino; es una receta única y se diferencia claramente por su presentación en tres capas. ¿Sabes en qué consiste y cómo conseguir un latte macchiato perfecto?

Anatomía de un café latte macchiato

El mismo nombre de este café nos da pistas sobre su composición. De origen italiano, esta bebida significa “leche manchada”, ya que se diferencia de otras preparaciones por la proporción de leche y café. El capuccino, por ejemplo, contiene mucho más café, y por eso en Italia se reserva para el desayuno. El latte macchiato en cambio se puede disfrutar a cualquier hora.

Café latte macchiato

 

En esta bebida la proporción habitual es de 1/4 de café espresso del volumen total del vaso o incluso algo menos, rara vez superando los 40 ml. El gran protagonismo lo tiene, por tanto, la leche, que se diferencia claramente en dos partes: la espuma densa coronando la preparación y la leche fundiéndose con el café en el vaso.

A veces se combina leche con nata con una alta proporción de grasa para darle más cuerpo y cremosidad, sobre todo en Italia. La clave está en cómo se sirve cada componente en el vaso, dejando la típica “mancha” en la corona de espuma.

¿Cómo se prepara el latte macchiato perfecto?

Hoy es fácil disfrutar de un latte macchiato al estilo italiano en casa gracias a las cafeteras automáticas. Las cafeteras superautomáticas Philips y las cafeteras espresso Saeco de Philips, como Xelsis o la gama Incanto, incluyen el latte macchiato entre sus recetas de café automáticas, que además se pueden personalizar al gusto.

Cafetera saeco

Para prepararlo solo necesitamos un vaso transparente alto, de unos 300-350 ml de capacidad, y seguir las instrucciones de la cafetera. Una vez colocado el recipiente correspondiente lleno de leche fría, la cafetera vierte unos 100-150 ml de lácteo transformados en densa espuma en el vaso.

A continuación se añade el café espresso, corto, preparado con los granos recién molidos. Así el café café sobre la espuma, manchándola, y permanece en el centro del vaso. El café latte macchiato perfecto se distinguir por las tres capas diferenciadas: leche caliente, café y espuma de leche manchada.

Por supuesto, a partir de la receta base podemos jugar creando nuestras variaciones, por ejemplo añadiendo sirope de caramelo, convirtiéndolo en una bebida fría para el verano o usando bebidas vegetales en lugar de leche. ¿Cómo te gusta a ti?

En Mi Mundo Philips | Desde la taza que eliges hasta el sonido de tu cafetera: así es la experiencia multisensorial del café

En Mi Mundo Philips | Saeco Xelsis: la nueva cafetera espresso para tener una experiencia barista en casa

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.