Cómo evitar los accidentes más frecuentes de los bebés

, 22 de octubre de 2013

4908715782_2a6727b61a_z

Bebé en casa, peligro constante. Vale, igual no tanto, pero la verdad es que en cuanto empiezan a gatear, no nos podemos despistar ni un minuto, porque te la lían enseguida. Sobre todo, se trata de prevenir y hacer de la casa un lugar más seguro para ellos. Para evitar sustos, te decimos cuáles son los accidentes más frecuentes de los bebés y cómo prevenirlos.

El hogar, el lugar más peligroso

Aunque parezca increíble, el sitio dónde más accidentes ocurren a los bebés es su propia casa. Los accidentes más habituales son caídas de altura, intoxicaciones y ahogamientos. A partir de los seis meses, que ya empiezan a rodar y a gatear, que todo se lo quieren lleva a la boca comienza el momento más peligroso. Hasta que llegan a los dos-tres años y empiezan a ser más conscientes de lo que hacen, y el peligro empieza a disminuir.

Conviene inspeccionar toda la casa desde el punto de vista de un bebé, los puntos a los que puede llegar, las cosas que se puede llevar a la boca, los lugares desde los que se puede caer. No se trata del tener el bebé inmóvil, tiene que explorar el mundo, pero hay que evitar peligros.

Las caídas más frecuentes son de la cama, de la mesa o del cambiador. Los bebés en cuanto empiezan a darse vueltas sobre sí mismo pueden rodar muy rápido. Mejor dejarles en el suelo, que de ahí no se caen.

Para prevenir las intoxicaciones, hay que guardar los productos de limpieza y los medicamentos en un lugar alto o cerrado con llave al que no puedan acceder. Nunca dejarlos a su alcance, en la mesita de noche o en el suelo. EL baño y la cocina son lugares peligrosos, y mejor que queden siempre cerrados para que no pueda acceder a ellos. La cocina además es una fuente de peligro por los cuchillos con los que se pueden cortar y por las ollas, sartenes, etc. con las que se pueden quemar. Hay que dejarlas siempre con el mango hacia adentro y mejor en los fuegos más alejados del borde de la encimera.

Los ahogamientos se producen porque los pequeños ingieren piezas pequeñas. Todo se lo llevan a la boca. Creo que el principal peligro de mi hijo pequeño son los innumerables juguetes de su hermano mayor. Tendré que revisar todo bien y comprobar que no tiene piezas sueltas o cosas que se puedan desmontar.

Vigilabebés DECT, un mundo de protección

Ser padre es una gran responsabilidad. Me encantaría tener la confianza y la seguridad de que mi bebé está seguro y bien en todo momento, incluso cuando no estamos en la misma habitación. Porque además de cuidar de él hay mil cosas más que hacer en casa, como planchar, cocinar, poner la colada, etc. Un vigilabebés me da la confianza de que está todo bajo control. La tecnología DECT garantiza cero interferencias y una privacidad del 100%.

SCD580_00-UPL-global-001_lowres

Los nuevos vigilabebés de Philips AVENT cubren hasta 330 metros, disponen de luces de sonido activadas que informan de todos los sonidos del bebé, incluso cuando el sonido está apagado. Tienen luces de LED que indican cuándo la unidad está conectada y en cobertura, y vienen con modo ECO SMART de bajo consumo. Sobre todo me parece una gran función el proyector con luz de compañía con estrellas y MP3 para calmar al bebé.

Foto | Magpie372
En Mi mundo Philips | ¿Cuando pasar al bebé a su cuarto?

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.