Truco de cocina: cómo freír croquetas para que no se abran ni queden grasientas

, 30 de noviembre de 2015

Croquetas de setas

Las croquetas son uno de nuestros platos preferidos tanto para tomar como aperitivo, como para la hora de cenar. Por ese motivo nos gusta que nos queden perfectas, con sabor, con una textura ideal, fina y ligera  y con un rebozado que sea capaz de mantener su contenido sin abrirse. Por eso es interesante conocer nuestro truco de cocina de hoy: cómo freír las croquetas para que no se abran ni queden grasientas.

Evidentemente, una buena parte del trabajo empieza con la elaboración de la masa o pasta de croquetas, ya que la correcta proporción entre leche, mantequilla y harina y el reposo de la masa antes de bolear o formar las croquetas dentro de la nevera es fundamental, pero cuando nos la jugamos es en el momento de freírlas así que atentos a los consejos que os damos:

Cómo freír croquetas para que no se abran ni estén grasientas

Partiendo de una masa bien elaborada, que hemos dejado reposar una noche y después hemos formado y empanado, llega el momento crucial: Freír las croquetas y llevarlas a la mesa.

croquetas de roquefort

Para que queden perfectas estas son mis cinco recomendaciones:

  • Comienza sacando las croquetas a temperatura ambiente al menos durante 45 minutos. Así estarán más crujientes ya que el pan rallado del rebozado se suele humedecer en la nevera. Si las has formado en el momento y las fríes a continuación, la espera de unos minutos permitirá que se seque el huevo, con el mismo propósito.
  • Las croquetas se deben freír en aceite muy caliente y el aceite las debe cubrir por completo. Para ello caben varias posibilidades: si tienes una freidora, ponla a 180º y espera a que el indicador te avise de que el aceite ya está a esa temperatura. Saca entonces la cestilla, mete 6 u 8 croquetas y fríelas bien sumergidas hasta que estén doradas. Si no tienes freidora es mejor utilizar un cazo donde las croquetas vayan a quedar sumergidas que una sartén, ya que para poder cubrirlas del todo, te haría falta muchísimo aceite y si no las cubres, es más fácil que se te abran al irlas haciendo primero por una cara y luego por otra.
  • Al sacar las croquetas, escúrrelas en el cesto de la freidora (o sobre un colador con papel absorbente), y después pásalas a un plato con otro papel absorbente. Así quedarán bien crujientes y sin nada de grasa.
  • No hagas todas las croquetas a la vez sino pequeñas tandas porque así no bajan la temperatura del aceite ni se golpean unas con otras lo que puede causar que se rompan o abran
  • Si las quieres hacer sin nada de grasa, otra opción es utilizar una freídora sin aceite como el Air Fryer, donde quedan crujientes en unos minutos.

En Mi mundo Philips | Por una navidad croqueta: 13 tipos de croquetas con las que triunfar estas fiestas
En Mi mundo Philips | Las croquetas de mi casa cada vez están más ricas

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.