Cómo hacer la maleta perfecta con método de Marie Kondo

, 29 de junio de 2018

Cómo hacer la maleta perfecta

El día que se invente el teletransporte podremos olvidarnos de cargar maletas, pero mientras tanto no nos queda otra que optimizar al máximo el espacio. Hacer y deshacer maletas es la parte menos agradecida de salir de vacaciones; conseguir el equilibrio entre las cosas indispensables y el peso adecuado es todo un reto del que no todo el mundo sale airoso. ¿Necesitas una guía para hacer la maleta perfecta sin excesos? Marie Kondo, la gurú del orden, es tu salvadora.

Las claves del método de Marie Kondo

Esta japonesa saltó a la fama mundial hace unos pocos años por su revolucionario sistema para ordenar y organizar cualquier espacio de la casa, el método KonMari. Su secreto básicamente se fundamenta en dos máximas: deshacerse de todo lo innecesario y aprender a optimizar el espacio organizando por categorías.

Cómo hacer la maleta perfecta

Siguiendo la filosofía japonesa, Marie Kondo aplica una especie de feng shui a sus pertenencias. La idea es conservar solo lo que nos es útil pero que además nos emociona, que tenga un significado especial. Si tienes duda sobre algo, la respuesta es que probablemente no lo necesites.

Así se hace la maleta perfecta

Aplica las claves del método KonMari cuando te pongas a hacer la maleta y verás lo fácil que es ahorrar espacio, peso y arrugas innecesarias.

Cómo hacer la maleta perfecta
  • Empieza seleccionando dos grandes grupos de objetos: los imprescindibles y los que no lo son. Lo imprescindible es todo aquello que te daría un disgusto si te lo dejaras en casa, como la cámara de fotos, el cargador del móvil, tu bañador favorito, pastillas de la alergia…
  • Entre las cosas prescindibles… ¿qué te emociona y te hace feliz de verdad? Sincérate y desecha lo que sabes que no necesitarás, como las gafas de buceo, las botas de “por si acaso” o el tercer libro que sabes que no tendrás tiempo de leer.
  • Elige un solo día para hacer toda la maleta, como mucho un par de días antes de salir de viaje, no más.
  • La maleta tiene que estar limpia, conviene darle una pasada con el aspirador para evitar el posible polvo o suciedad en lo que metas dentro.
  • Separa todo en grandes categorías; las principales son ropa y accesorios, papeles y documentos, cuidado y belleza personal, y electrónica.
  • Con la ropa lavada y perfectamente planchada, empieza a plegarla siguiendo el método de Marie Kondo, que básicamente consiste en formar “rollitos” sin arrugar la prenda.
  • Ve colocando cada pieza dentro de la maleta, con el pliegue hacia arriba y ocupando todo el ancho sin dejar huecos. Las prendas más delicadas se colocan en la parte superior, y las más resistentes, como los vaqueros, en la inferior.
  • Introduce los zapatos encarados dentro de una bolsa y colócalos encima del todo formando rectángulos. Junto a ellos puedes situar bolsos vacíos.
  • Los productos de belleza mejor en recipientes pequeños (¿para qué quieres un bote entero de champú o un tarro grande de crema correctora?) dentro de un neceser compacto.
  • Aprovecha el separador de la maleta para guardar documentos, cables (bien enrollados y dentro de bolsitas), libros y otros objetos similares.

Recuerda no perder de vista la máxima de Marie Kondo: ¡lleva solo aquello que te haga feliz! Y si eres de los que no pueden renunciar a ir de punta en blanco ni si quiera en vacaciones, recuerda que el vaporizador de prendas es el accesorio ideal para tener la ropa siempre perfecta, estés donde estés.

Fotos | iStock.com/Tatommscyther5

En Mi Mundo Philips | Cómo planchar sin sufrir en el intento: hábitos y posturas para cuidar la espalda

En Mi Mundo Philips | En verano tu ropa sufre más: te contamos cómo cuidarla

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.