Cómo hacer más llevadera la lactancia en la playa para ti y para tu bebé

, 1 de junio de 2015

blue-69762_1280

Mi primer hijo nació en noviembre, así que  para cuando llegó el verano, el niño ya se tenía sentado y la lactancia era casi anecdótica en su alimentación. Pero mi segundo hijo nació a finales de mayo, así que todo el post parto, el inicio de la lactancia, así como el tener un bebé recién nacido en brazos lo viví en pleno verano. Y no es fácil. Así que espero que te sirvan algunos consejos que a mi me vinieron bien para hacer más llevadera la lactancia en playa (y alrededores).

Bebés recién nacidos y playa, una mala combinación

El niño menor de un año no debería recibir luz solar directa, ni estar en playa, aunque lleves gorro, sombrilla, etc. Recuerdo que nosotros estuvimos de vacaciones en Cádiz, y llevamos un capazo especial para bebé para la playa. Os podéis imaginar el cuadro: paravientos, sombrilla, capazo, etc. para protegerle, y el niño no paraba de llorar.

Nos empeñamos en llevar al pequeño a la playa y el niño lo pasaba fatal, así que a partir de entonces, el padre se daba un paseo con él mientras yo me daba un baño con su hermano mayor y luego se quedaba el padre en la playa mientras yo iba de paseo con el niño. Tener alguien con quien hacer turnos en la playa está fenomenal. El paseo por un sitio en sombra le gustará mucho más al bebé que la playa. Evita además las horas de más calor para ir a la playa.

Otra opción es ir a la piscina, que suele tener zonas ajardinadas y con sombra. Aún así protégele del sol al niño porque debajo de un árbol también recibe rayos del sol.

Con el calor, la lactancia es muchas veces para el bebé un repuesto de líquidos, así que las tomas suelen ser más frecuentes y más cortas. Al comienzo de la toma, la leche es más líquida, y luego se va espesando, volviéndose más grasa. Así que ofrécele a menudo el pecho, que reponga líquidos y no olvides darle de los dos pechos. Tu también notarás que tienes mucha sed, así que lleva siempre una botella contigo.

Si te gusta mucho la playa y bañarte en el mar, recuerda que no puedes darte baños en el post-parto hasta que pasa la cuarentena, pero una vez superadas las primeras semanas tras dar a luz, si quieres escaparte unas horas a la playa, puedes extraerte leche y dejarla en la nevera mientras su padre o los abuelos cuidan del bebé. Las madres recientes también pueden disfrutar del verano.

Foto | Pixabay

En Mi Mundo Philips | Asegúrate de que no te falta nada de esta lista si vas de excursión con niños

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.