Cómo hacer masa madre en casa

, 29 de agosto de 2018

Pan de masa madre en casa

El pan es uno de los alimentos más antiguos que existen, básico en la dieta de muchas culturas y toda una delicia muy versátil en la cocina. ¿A quién no le gusta el pan? Ahora se está recuperando el valor del buen pan de calidad y la masa madre se ha convertido en tendencia. ¿Sabías que es muy fácil hacer tu propia masa madre en casa? ¡Anímate a preparar tus propios panes!

Qué es la masa madre

Se llama masa madre a un fermento natural elaborado a base de harina y agua, que también puede llevar otros ingredientes. Todos los panes y productos de panadería necesitan levar con la ayuda de fermentos, microorganismos vivos invisibles a la vista que son los encargados de fermentar las masas. Son los que hacer crecer al pan de forma natural, le dan su miga y consistencia.

Pan de masa madre en casa

La masa madre se puede conservar durante años y años sin problemas en casa, incluso hay panaderías muy antiguas que siguen preparando su pan con masas madre centenarias. Solo hay que dar unos cuidados mínimos para que nuestros “bichitos” sigan en plena forma cuando queramos hacer pan en casa.

Cómo hacer tu propia masa madre

Aunque hay muchos métodos de hacer masa madre te contamos el más sencillo. Solo necesitas un vaso mediano y un bote de vidrio transparente más grande para hacer la mezcla, además de harina integral de trigo y agua mineral. Más fácil todavía: prepara la masa madre en el bol de tu amasadora Viva Collection para mezclar bien con las varillas.

Pan de masa madre en casa
  1. Día 1. Mezcla en el recipiente el mismo volumen de agua que de harina integral, hasta tener una papilla sin grumos secos. Tapa con un paño limpio y deja a temperatura ambiente 24 horas.
  2. Día 2. Tira la mitad y vuelve a añadir la misma cantidad de harina y de agua, remueve muy bien, tapa y deja de nuevo reposar 24 horas.
  3. Día 3. Ya empezarás a ver burbujitas. Vuelve a repetir el proceso del día. Haz una marca con un rotulador en el bote para comprobar cómo crecerá la masa.
  4. Día 4. La masa madre habrá doblado su volumen, estará llena de burbujas y con un aroma característico a levaduras. ¡Ya está tu masa madre lista!

Ahora puedes usar tu masa madre para hacer pan directamente, o puedes guardarla en la nevera para usarla más tarde. Para ello, vuelve a refrescarla tirando la mitad y mezclando, de nuevo, la misma cantidad de agua y harina. Recuerda darle de comer una vez a la semana repitiendo este proceso.

¿Y cómo usarla? La masa madre puede ayudar a la levadura comercial de panadería o puede sustituirla por completo. Empieza a probarla en tus recetas de pan, panecillos o pizza en casa, ayudándote de tu amasadora Viva Collection de Philips para lograr una masa elástica sin esfuerzo. Como medida básica, utiliza 2 volúmenes de masa madre por cada 2 volúmenes de harina.

 

Recuerda que el pan con masa madre necesita más tiempo para fermentar, pero precisamente por eso saldrá mucho más sabroso, será más nutritivo y aguantará perfecto durante muchos días. ¡Si es que consigues no devorarlo todo recién salido el horno! ¿Te apuntas a la moda del pan casero?

En Mi Mundo Philips | Cómo preparar en casa un pan sin gluten

En Mi Mundo Philips | Siete recetas rápidas (y frescas) de verano sin encender fogones

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.