Cómo hacer que los niños aprendan algo nuevo este verano

, 28 de julio de 2014

478278243

Reconozcámoslo, el verano de los niños está hecho para vaguear, jugar en la calle hasta que se hace de noche, pasar días enteros en playa o en la piscina, echar largas siestas y perseguir animales por el campo. Pero también se puede utilizar para que esas largas jornadas sin colegio ni clases se aprovechen en algo útil. Te damos algunas ideas para disfrutar del verano aprendiendo algo nuevo:

* Andar en bici. Las bicicletas son para el verano, y si eres niño, más aún. El verano es el momento de empezar a pedalear o de atreverse a quitar los ruedines a la bici. Una vez que arranquen ¡no querrán parar! Recuerda hidratarles continuamente porque los niños cuando se lo están pasando bien, hasta se olvidan de beber. Los vasos térmicos con pajita de Philips AVENT te permitirán mantener el agua fresca por más tiempo.
* Nadar. En la piscina o en el mar. Aprovecha las vacaciones para que se suelten en el agua contigo o con un cursillo. Por su seguridad, cuanto antes empiecen a nadar y a defenderse en el agua, mejor.
* Acudir a un museo. Los días de más calor donde más fresquito se está es en los sitios con aire acondicionado, o si el día se levanta lluvioso, un museo puede ser una buena opción. Investiga los museos que hay por la zona, muchos tienen actividades para niños que les ayudarán a descubrir algo acerca del arte o de la ciencia.
* Crea tu propio jardín en casa. Compra las semillas, plántalas, riégalas, y cuando los niños vean que poco a poco surge una planta o una flor de ahí, estarán entusiasmados. Puede ser la manera definitiva de que se animen a probar los tomates. No hace falta tener un gran jardín, basta con tener una maceta en el balcón.
* Ir a una biblioteca o cuentacuentos. Visita la biblioteca local y descubre nuevos libros. Igual hasta organizan cuentacuentos para los más pequeños. Eso les ayudará a amar la lectura.
* Mirar a la estrellas en un planetario o con un telescopio. En verano podemos ser más flexibles con los horarios, incluso acostarnos un poco más tarde porque al día siguiente no hay que madrugar. Todos los niños sueñan con ser astronautas, investiga con él como se llaman algunas estrellas, háblale de las constelaciones, de cómo el hombre llegó a la Luna. Le entusiasmará.
* Clases de pintura, de cocina, de música. En tu pueblo puede que organicen talleres especiales en verano. Anímale a descubrir nuevas actividades ¡puede que sea un futuro Picasso, Adriá o Mozart!
* Descubrir la naturaleza. Ya sea en un acuario, en una granja o con un simple paseo por el monte, averiguar el nombre de los animales, ver cómo se comportan o cómo se llaman algunos árboles le encantará.

El verano está lleno de posibilidades, y si tienes ocasión de compartir tiempo con tus hijos y descubrir con ellos cosas nuevas y de aprender, disfrutaréis los dos como nunca.

Foto | Thinkstock
En Mi Mundo Philips | La mejor manera de transportar los biberones: bolsa termo de neopreno AVENT

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.