Cómo hacer salsa de albaricoques para acompañar recetas de carne

, 26 de mayo de 2014

Salsa de albaricoques philipsMuchas veces nos complicamos con recetas difíciles cuando tenemos muy a mano ingredientes muy sencillos para hacer una buena salsa. Hoy vamos a preparar una deliciosa salsa de albaricoques para acompañar recetas de carne, que funciona especialmente bien con pollo y con cerdo.

Lo bueno es que la salsa es muy sencilla de preparar y además se puede tener hecha y guardarla en la nevera para cuando nos convenga utilizarla ya que se basa en una receta de mermelada rápida elaborada con azúcar moreno.

La mermelada, base de la salsa de albaricoques

Para hacer esta salsa, necesitaremos albaricoques maduros, azúcar moreno y nata líquida. La primera parte es hacer una base o mermelada. Para ello, sacamos los huesos de los albaricoques, los pesamos y después los ponemos en un cazo a cocer con cuatro o cinco cucharadas de agua.

Ponemos la mitad del peso de la fruta en azúcar moreno y lo incorporamos al cazo dejando que empiece a cocer. Tened cuidado que alcanza grandes temperaturas. Mientras cuecen, los albaricoques irán soltando su agua y ablandándose. Tras unos 15 minutos de cocción estarán listos para triturar.

Para ello, usaremos la batidora de la colección Jamie Oliver y tras unos segundos tendremos una crema de albaricoques, de color oscuro y que aún necesita reducir un poco evaporando agua. Dejamos que cueza otros diez minutos a fuego lento y ya podemos guardar esa “mermelada” en frascos herméticos para usarla como base para nuestras salsas.

Salsa de albaricoques pasos

La salsa de albaricoques

Además de que está buenísima como mermelada para desayunos y meriendas, cuando queramos hacer una salsa para nuestras recetas de carne de cerdo, pollo y otras carnes blancas, no tenemos más que poner 5 cucharadas de esa base o mermelada con otras tantas de nata líquida y dejar que reduzca durante un par de minutos.

Después bastará con poner una pequeña cantidad sobre la carne a salsear para disfrutar de una original y deliciosa salsa afrutada que alegrará los cortes de carne con menos sabor como la pechuga de pollo, o los filetes de lomo de cerdo, por ejemplo.

En Mi mundo Philips | Tres platos ligeros coherentes con nuestros propósitos de principios de año
En Mi mundo Philips | Cuatro dulces propuestas sin encender el horno

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.