¿Cómo influye el color de la piel a la hora de depilarse con luz pulsada?

, 3 de abril de 2018

depilación definitiva

La Semana Santa, todos los años (y si el tiempo lo permite), da el pistoletazo de salida a la temporada de playa. Y es entonces, con el bañador puesto, las chanclas calzadas y la pedicura impoluta, cuando decimos –además de “madre mía, estoy blanquísima”- aquello de “ups, voy fatal depilada”.

Si estás en este bando, que no cunda el pánico. A muchas nos ha pillado desprevenidas este repentino arranque de la bikini season, pero aún tenemos margen de actuación para llegar al verano sin un solo pelo. Y de forma definitiva. ¿Cómo? Con la depilación IPL o depilación con luz pulsada.

depilacion ipl ventajas

Quienes no la conozcan deben saber que se trata de un modo de eliminar el vello de forma permanente que se basa en destruir los folículos pilosos del vello (la raíz) para evitar su crecimiento a través de la fotodepilación.

Y, si piensas en decantarte por este efectivo método para decir adiós al pelo, hay algo que determinará si puedes decantarte o no por la luz pulsada: el color de tu piel. Y de tu vello.

La absorción de melanina: la clave

Porque el éxito de la fotodepilación depende de la capacidad de absorción de la melanina que tengan tanto la piel como el vello. Entonces, ¿para cuáles está recomendada y para cuáles no?

Respecto a la piel, la depilación con luz pulsada está contraindicada para las más oscuras, es decir, las que se enmarquen en los fototipos V y VI. El color de piel oscuro absorbe mucho mejor la melanina, de hecho, la capta en exceso y estos tratamientos pueden provocar reacciones cutáneas, quemaduras o piel enrojecida.

Aquí tenemos que añadir un asterisco, pues hay modelos de depilación IPL como la Philips Lumea Prestige que sí son aptos para el color de piel de fototipo V: se trata de Lumea Precision, como se puede apreciar en esta ilustradora tabla.

color de piel depilacion

La depilación con luz pulsada sí es un método indicado para aquel color de piel que vaya del fototipo I al IV: tanto los tonos blanquitos como aquellos oliváceos que se bronceen con facilidad. Y sobre estas tonalidades trabajan con precisión todos los modelos de Lumea de Philips.

En el caso del vello, ocurre algo similar. Los tonos rubios muy claros, pelirrojos y grises o blancos no absorben prácticamente nada la luz, por lo que la fotodepilación no tiene un gran efecto sobre ellos. En cambio, las tonalidades de vello rubio oscuro, castaño claro, castaño oscuro y negro son perfectamente compatibles con este tratamiento que, en cuestión de semanas y sin salir de casa, nos permite decir adiós para siempre a esos incómodos pelitos.

Imágenes | Philips, Unsplash – Sawyer Bengtson

En Mi Mundo Philips | Diferencias entre láser y luz pulsada: ¿qué sistema elegir para una depilación definitiva?

En Mi Mundo Philips | Depilación del rostro: todo lo que tienes que tener en cuenta

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.