Cómo limpiar setas para poder consumirlas

, 20 de octubre de 2015

limpiar setas

Las setas están de plena temporada y es probable que en los próximos fines de semana, muchos de nosotros salgamos al campo a dar un paseo con la posibilidad de encontrar algunas setas como recompensa. Encuentres o no, y aunque las que vayas a comerte las compres en el mercado, es probable que tus setas tengan algo de tierra y hoy vamos a enseñaros cómo limpiar setas para poder consumirlas.

Lo primero que tienes que hacer cuando vayas a hacer una receta con setas, es limpiarlas bien. Para ello, corta la parte de abajo de la seta, retirando la parte enterrada del pie y reduciendo éste a uno o dos centímetros de longitud. El resto del pie de la seta lo puedes desechar.

Cómo limpiar setas antes de cocinarlas

La mayoría de las setas se encuentran en la naturaleza, al abrigo de bosques de robles, pinos y otras especies de árbol. Por ese motivo, al comprar setas es frecuente encontrar que tienen restos de tierra, acículas y otras partículas vegetales que se adhieren a ellas por contacto  y es conveniente retirar todos esos elementos antes de comerlas o utilizarlas en recetas de cocina, en especial si las queremos tomar crudas en ensaladas o carpaccios.

limpiar setas con papel

Una vez retirada la parte enterrada del pie de la seta, hay que quitar las impurezas que tengan en su parte exterior. Lo más sencillo para hacer este proceso es utilizar un papel de cocina húmedo y otro seco. Con el húmedo, vamos frotando suavemente la parte exterior del sombrero  de la seta y retirando los trocitos de tierra o barro que tengan adheridas las setas, así como las hojitas y otros trozos de plantas que puedan haberse pegado a nuestra seta. Con el seco, retiramos  el exceso de humedad y la dejamos como estaba, pero eso sí, la seta estará ahora totalmente limpia.

limpiar setas. Así no se hace

Lo que no hay que hacer nunca es lo que veis en la imagen que está sobre este párrafo. Nunca hay que poner las setas bajo el agua ya que el chorro del agua del grifo las estropea y no se pueden limpiar así. En sustitución del agua, utilizamos el papel húmedo como indicabamos anteriormente.

El caso particular de los champiñones

Los champiñones, los portobello y otros hongos similares, tienen una particularidad y es que además de poder ser limpiados de la forma indicada, también pueden ser pelados. Con una puntilla o cuchillo pequeño afilado, podemos ir sacando una fina capa de piel del champiñón de modo que queda totalmente blanco al retirar la capa exterior, en la que tiene toda la tierra de su cultivo.

como limpiar champis

Una vez “pelado” el champiñón está listo para ser utilizado, bien laminando las piezas para servir en ensaladas, bien salteando los champiñones cortados en trozos para servir de entrantes o guarniciones o bien utilizándolos como ingredientes en guisos de carne, risottos y otras recetas.

Con estos dos trucos, papel de cocina y cuchillo afilado, nunca volveréis a sentir la desagradable sensación de morder tierra por haber dejado una pequeña cantidad en vuestras setas preferidas. ya veréis qué sencillo resulta ahora preparar recetas con ingredientes de temporada. Os recomiendo que echéis también un vistazo a nuestra Biblia de las setas en la encontraréis todos los trucos para sacarles partido en la cocina.

En Mi mundo Philips | Cómo incorporar las setas a tus recetas tradicionales
En Mi mundo Philips | Receta de paté de setas

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.