Historias del café: ¿cómo llegó el café a América?

, 9 de julio de 2014

granos de cafeYa os he contado en otras entradas algunas leyendas e historias del café, explicando cómo el cultivo del café se extendió desde Etiopía o Yemen hacia Europa y cómo abrieron las primeras cafeterías europeas. Dado que en América se dan algunos de los mejores granos hoy en día, hoy os contaré cómo llegó el café a América.

En sus viajes posteriores al descubrimiento, Cristóbal Colón llevó la planta del café al nuevo Mundo, promoviendo su cultivo. Este debió funcionar bien en las islas, ya que a mediados del siglo XVI ya existían plantaciones que vivían de este cultivo en Puerto Rico, Cuba y Santo Domingo. 

Por su parte, los holandeses, a mediados del siglo XVII,  decidieron sembrar la planta del café en su colonia de Java y al tener éxito, se llevó un árbol a Holanda, plantándolo en el Jardín Botánico de Ámsterdam.

También le ofreció una planta al rey Luis XIV de Francia quien decidió ponerlo en el Jardín de las plantas de París. Como el cafeto se adaptó bien, intentó llevarlo a sus colonias en américa pero no arraigó hasta 1723 cuando lo plantó en La Martinica.

Además de franceses, holandeses y españoles, los británicos lo introdujeron en Jamaica, lugar donde hoy se cultiva uno de los cafés más valorados, el Blue Mountain.

cafe servidoLos portugueses fueron quienes introdujeron el café en Brasil, el principal exportador mundial de café hoy en día. A finales del XVIII llegó la plantación de café a Colombia, que hoy en día es uno de los mayores productores del mundo.

Hoy en día, tanto en Norteamérica, donde el café es una de sus bebidas nacionales como en Centroamérica y Sudamérica, el cultivo del café está extendido y es un componente importante de las economías de muchos de estos países.

Pero sólo el gusto por esta bebida de los gobernantes de los países europeos, hizo que su cultivo llegase a aquellas tierras en la época posterior al descubrimiento, donde el cafeto era una planta totalmente desconocida.

En Mi mundo Philips | Historias del café: El Papa Clemente VIII y la bebida diabólica

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.