Cómo lucir el pelo teñido de manera sana

, 5 de mayo de 2014

6872799705_a2df3d66a8_z

¿Tienes el pelo teñido? Seguramente sí, porque según las encuestas más del 80% de las españolas se ha teñido el pelo alguna vez. Somos las europeas que más lo hacemos, ya sea por conseguir un aspecto más sexy, por cambiar de imagen o para tapar las primeras canas. Tener el pelo teñido no debe ser sinónimo de pelo castigado en ningún caso, y nosotros tenemos la receta para lucir pelo teñido y pelo sano:

Primer paso: elegir un buen tinte

No vale con cualquier tinte. Ya te lo tiñas en casa o en la peluquería, elige un tinte de calidad. Yo suelo elegir un tinte vegetal sin amoniaco para aclarar ligeramente mi tono, pero hay muchas opciones válidas que respetan al máximo tu pelo y tu cuero cabelludo.

En cuanto al tono, huye de los cambios radicales. Si quieres aclararlo, basta con 2 o 3 tonos por debajo del tuyo. Sino puedes conseguir un color “zanahorio” nada favorecedor y de lo más artificial. Además, es mejor probar con un ligero cambio, lucir el nuevo tinte durante unas semanas y después, teñir más fuerte si todavía quieres algo más llamativo.

tenido

Recuerda que los tonos más claros dan dulzura y juventud al rostro, mientras que cuando te tiñes hacia tonos más oscuros, consigues una imagen más severa. Hoy en día las tendencias en tintes de pelo permiten todo: teñir mechones de colores, las mechas californianas siguen llevándose mucho, o sino, añadir unos pocos reflejos en el pelo. Busca que el resultado sea actual y juvenil, ya habrá tiempo de teñirse el pelo con mechas como las de las abuelas en un futuro ¡todavía somos jóvenes!

Utiliza productos específicos para el cabello teñido: champú suave, acondicionador y mascarilla semanal que permiten conservar el tono del cabello teñido en perfecto estado y mantener el pelo suave y brillante.

¡Ojo con el calor!

Uno de los elementos más agresivos contra el cabello es el calor. Y cuando está teñido, el pelo se vuelve más fino y poroso, por lo que las agresiones resultan todavía más dañinas. Así que si tienes el pelo teñido, baja la temperatura del secador, y si utilizas planchas para el pelo, controla la temperatura y que no pase de los 170-180 grados. Así podrás conseguir estilo en tu pelo sin dañarlo.

HPS930_00-D2P-global-001

Ese tipo de control digital de la temperatura sólo te lo permiten planchas profesionales como la plancha de titanio de Philips, que consigue un cabello brillante, sin encrespamiento y perfectamente moldeado, incluso a baja temperatura.

En verano, cuidados extras

Ahora se acerca el verano y el calor, y con él tenemos que aplicar cuidados extras a nuestra cabellera. Protégela del sol con filtros solares o con la típica pamela, eso permitirá que no se deteriore el color de tu tinte.

Mucho cuidado también con la sal del mar y con el cloro de la piscina, aclara el cabello con agua dulce después de cada baño para no dañarlo. Todas hemos visto cómo algunas mechas rubias quedaban verdes tras pasar por un verano de excesos para el pelo.

Fotos | Sinorfavela, Nathan Oliver
En Mi Mundo Philips | Regala comodidad y belleza a tu madre con la nueva Philips Lumea Comfort

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.