¿Cómo preparar a tu hijo para la llegada de un nuevo bebé a casa?

, 16 de octubre de 2015

hermanos (2)

Los padres nos solemos tomar un poco a la tremenda el momento de llegada del segundo hermano a casa. ¿Cómo se tomará el mayor el que alguien le quite el protagonismo? ¿tendremos celos, una vuelta hacia atrás en algunos aspectos de su desarrollo? ¿se le puede preparar de alguna manera para que el cambio en casa no sea tan brusco? Lo cierto es que los niños no suelen llevarlo tan mal, aunque todo depende de cómo estén en ese momento, de la edad que tengan, y de los cambios que supongan tener un hermano. Apunta estos consejos y recomendaciones para la llegada de un nuevo bebé a casa, y para que el hermano mayor lo acepte lo mejor posible.

Prepara la llegada del bebé

Cuando estás embarazada, puedes ir contando a tu hijo que va a llegar un nuevo bebé, pero hasta que no lo vea en casa, sólo se va a notar que tienes la tripa más grande. Los niños solo se dan cuenta de lo que les afectan las cosas al momento, no en un futuro. De todas formas, está bien ir contándole que es un miembro más de la familia, lo mucho que va a jugar con él, que él es el mayor y que le puede cuidar y enseñar cosas.

Hay que involucrarle en el proceso y que sienta que el bebé no es un extraño, sino alguien importante dentro de la casa. Puedes ir a comprar cosas para el bebé con él, que te ayude a preparar su habitación y su ropa, etc.

Sigue manteniendo tiempo solo para él

El mayor también sigue necesitando atención y dedicación en exclusiva. Haz que por lo menos una vez a la semana pases tiempo con él haciendo “cosas de mayores” que el bebé no puede hacer: pintar, cocinar, juegos de construcción, leer libros, ir al cine, montar en bici, algo divertido que vea que tanto el padre como la madre le siguen prestando atención.

Explícale lo que significa ser el hermano mayor

hermanos (1)

Tanto el padre como la madre podéis contarle cosas que hacíais de niños con vuestros hermanos, y lo importante que es el hermano mayor, más responsable y que puede cuidar del pequeño. Aún así, debemos recordar que es sólo un niño y que no podemos exigirle demasiado de la noche a la mañana solo porque haya un nuevo bebé en casa.

Involúcrale en tareas de cuidado del bebé

Son pequeñas cosas que al niño le harán sentir importante: llevar el pañal a la basura, acercar la toalla para secarle, recoger el chupete del suelo, etc. Ellos están deseando ayudar y les puede hacer sentir muy bien si les felicitas por el trabajo de hermano mayor.

Los cambios, uno por uno

Si quieres quitarle el pañal o pasarle de la cuna a la cama, mejor que lo hagas antes de que llegue el bebé. A los niños les cuestan los cambios y los asimilan mejor si van uno a uno.

Pasa tiempo con otros bebés

hermanos (3)

Que pase tiempo con amigos suyos que tienen bebés y hermanos pequeños hará que se acostumbre a la situación e incluso que él también quiera un niño pequeño. Enseñale que cerca del bebé hay que estar quieto y en silencio para que se vaya acostumbrando.

Sé paciente con él

Para el niño la llegada de un hermano es mucho cambio en su vida, y no entiende que haya alguien que le quite de repente todo el protagonismo, así que sé paciente, charla con él, dare mucho cariño y explícale los cambios y las razones de por qué haces cada cosa y si en algún momento tiene que esperar a que le hagas caso.

Ya verás que los hermanos se quieren muchísimo, se necesitan y la relación que hay entre ellos es muy especial, aunque las peleas y las discusiones cuando el pequeño crezca son inevitables.

Fotos | Pixabay1, Pixabay2, Pixabay3

En Mi Mundo Philips | Freya, la bebé del lazo que triunfa en Instagram

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.