Cómo preparar el primer viaje del bebé en coche

, 17 de julio de 2019

Con las vacaciones estivales a la vuelta de la esquina, y si estás planenando un viaje en coche, es recomendable llevar a cabo una serie de prácticas para mejorar la seguridad de todos los integrantes.

Preparar el primer viaje del bebé en coche

Si cualquier tipo de viaje puede convertirse en una auténtica aventura, si se trata del primer viaje del bebé en coche, el reto puede ser mucho más intenso.

Para evitar que se haga demasiado pesado o aburrido para el más pequeño es preferible ser precavidos y tener en cuenta los siguientes consejos con los que se conseguirá hacer del primer viaje del bebé en coche, una experiencia más llevadera.

La silla del bebé, un elemento imprescindible

No escatimes en la silla del bebé para el coche. Es una pieza fundamental para garantizar su seguridad y bienestar.

Utiliza un modelo que sea adecuado a su peso y altura, que no le apriete excesivamente ni haya elementos que le molesten y puedan hacer que sienta incómodo y sobre todo falto de seguridad.

Preparar el primer viaje del bebé en coche anclaje

Por ello, es necesario invertir correctamente en una sillita homologada, incluso antes de su nacimiento.

Existen infinidad de modelos con sistemas de retención infantil distintos, por lo que elegir el más adecuado, a veces supone un quebradero de cabeza para los padres. Conocerlos y saber cuál es el que se adaptará correctamente al tipo de coche, será de gran ayuda para evitar perderse entre la gran oferta de sillas que se encuentran en el mercado.

Cinturón de seguridad o sistema Isofix para el primer viaje del bebé en coche

Existen dos formas de sujetar la sillita a nuestro coche, mediante el cinturón de seguridad o con un anclaje Isofix.

El sistema Isofix consiste en un anclaje compuesto por tres puntos de fijación, por lo que es una de las opciones más seguras y recomendables

Dos de estos puntos están situados entre el respaldo y el asiento del vehículo y a los que se encaja la sillita del bebé por la parte posterior de su base y un tercero, diseñado para evitar que la silla rote en el caso de un impacto, mediante un Top Tether, que une la sillita al maletero o al respaldo o la pata de apoyo que se sitúa de la base de la sillita al suelo del coche. 

El otro sistema para sujetar la silla al vehículo es con el uso del cinturón de seguridad del propio coche. Aunque también se trata de un buen sistema, la DGT recomienda preferiblemente la utilización del sistema Isofix. Eso sí, no todos los coches disponen de Isofix, por lo que antes de comprar una silla adecuada a este sistema es necesario comprobar si nuestro vehículo cuenta con esta forma de sujetar el sistema de retención infantil.

Preparar el primer viaje del bebé en coche, arnés

La normativa de las sillitas de bebés para el coche

Actualmente conviven dos normativas diferentes sobre sistemas de retención infantil: la ECE R44/04 y la i-Size. Aunque ambas están vigentes, la última normativa creada para mejorar la seguridad de los más pequeños, en el coche, la i-Size, se está imponiendo en la fabricación de las nuevas sillitas.

La norma i-Size, que entró en vigor en 2013, mejora la seguridad frente a impactos en colisiones laterales y frontales, ofrece una mayor probabilidad de anclaje adecuado y amplía el tiempo del viaje de los más pequeños, en sentido contrario a la marcha.

Preparar el primer viaje del bebé en coche, capazo

Ten en cuenta que existen distintos grupos de sillas, catalogados en función del peso del niño:

  • Grupo 0 y 0+. Adecuadas para recién nacidos y hasta los 13 kgs de peso, deben utilizarse en sentido contrario a la marcha y siempre en los asientos posteriores del vehículo.
  • Grupo 1. Para niños entre 9 y 18 kgs aproximadamente, debe instalarse siempre antes de sentar al bebé, mediante el sistema de anclaje Isofix o el cinturón de seguridad. Gracias al arnés con cinco puntos de sujeción, se consigue que el pequeño esté correctamente sujetado.
  • Grupo 2 y 3. Se trata del tipo de sillita indicada para niños de 15 a 36 kgs aproximadamente. Son asientos o cojines elevadores que permiten el uso correctos del cinturón de seguridad del propio coche. Su uso es obligatorio hasta que el niño llegue a los 135 centímetros aunque se recomienda hasta que alcance los 150 centímetros de altura.

La lactancia en un viaje

Una de las máximas preocupaciones de las mamás que realizan viajes largos en coche, con niños recién nacidos, es la gestión de la lactancia.

Aunque siempre es imprescindible que el bebé vaya correctamente estirado en una sillita homologada es posible utilizar un sacaleches manual para aprovechar parte del trayecto para extraer la leche y así poder dársela al bebé.

Emplear un biberón adecuado a la edad del pequeño, como la serie de Biberones Naturales de Philips Avent, cuya tetina tiene un innovador diseño que permite un enganche natural similar al del pecho, por lo que resulta más sencilla la combinación de la alimentación entre el pecho y el biberón.

Y, cuando el calor aprieta, puedes recurrir al uso de una bolsa térmica que te permitirá mantener la leche a una buena temperatura para que no se estropeee.

Evita los trayectos demasiado largos en el primer viaje del bebé en coche

Procura realizar paradas, cada dos horas aproximadamente, sacar al bebé de su sillita y así permitir que se mueva un poco. Aprovecha el momento para cambiarle, jugar con él o darle de comer, así conseguirás romper con la rutina del viaje.

Si estás planeando un viaje largo en coche, deberías organizarlo para no hacer tiradas de más de 6 horas al día y, preferiblemente, evitar las horas de mayor tráfico y calor más intenso.

Ten a mano el equipaje básico del bebé

Prepara una bolsa independiente de la maleta principal para colocar los biberones o la comida que necesite, un biberón con agua, cambiador, chupetes, toallitas, crema solar, alguna muda de ropa para cambiarle… 

Si lo tienes al alcance de tu mano será más fácil que recurras a lo que necesites sin tener que rebuscar en la maleta y así podrá atenderle fácil y cómodamente.

Cómo preparar el primer viaje en coche, el chupete

Para evitar que el bebé se sienta inquieto durante el trayecto puedes calmarle con un chupete con muñeco, especialmente diseñados por Philips Avent, para que el recién nacido disfrute de dos de sus amigos inseparables, en uno solo.

Evita el exceso de calor o de aire frío

Procura que el aire acondicionado no  esté dirigido directamente al pequeño, en el primer viaje del bebé en coche, ya que no regulan su temperatura corporal de la misma forma que los adultos.

Utiliza cortinillas o parasoles en los cristales laterales para que el sol y el calor no le moleste durante el trayecto.

Utiliza ropa cómoda para su primer viaje en coche

Para el primer viaje del bebé en coche es preferible que le vistas con ropa transpirable, cómoda y holgada, sobre todo de algodón 100% para que se sienta de forma confortable, no sude en exceso, ni se agobie.

Preparar el primer viaje del bebé en coche, vacaciones en la playa

Tan solo falta preparar la maleta y !a disfrutar de estas merecidas vacaciones con tu familia!

Créditos imágenes: Philips | iStock/ia_64| iStock/monkeybusinessimages | iStock/artursfoto| iStock/encrier | iStock/kapulya

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.