Cómo preparar en casa un pan sin gluten

, 25 de mayo de 2018

Pan sin gluten

El gluten es una proteína que contienen diferentes cereales como el trigo, la espelta, el centeno o la cebada, que son los más usados en la panadería tradicional. Pero una dieta gluten free no tiene por qué renunciar al pan o la pasta, es posible preparar en casa un pan sin gluten fácilmente. ¿Quieres saber cómo?

¿Por qué preparar nuestro propio pan sin gluten?

Pan sin gluten

La alimentación sin gluten hoy ya no nos suena a algo extraño gracias a la visibilización de la celiaquía, que hasta hace unos años era bastante desconocida. Hoy los celíacos pueden encontrar muchos alimentos en cualquier supermercado adaptados a sus necesidades, con certificación sin gluten para poder comer con tranquilidad.

Pero también hay personas que, sin ser celíacas, sufren sensibilidad al gluten, y además existe la alergia al trigo. Parece que el sello gluten free se ha puesto de moda porque muchos famosos e influencers se han apuntado a a una dieta completamente libre de gluten, también como una forma de renunciar a los productos procesados de mala calidad o de consumir menos carbohidratos.

Pan sin gluten

Es posible disfrutar de una alimentación normal sin gluten evitando los alimentos que lo contienen y leyendo bien las etiquetas. El problema es que los productos sin gluten suelen ser mucho más caros y también demasiado procesados, por eso una buena solución es volver a la cocina totalmente casera. Más aún en el caso del pan sin gluten, muy difícil de encontrar y que suele ser demasiado “industrial”.

Si llevas una dieta sin gluten y no quieres renunciar al buen pan puedes animarte a hacerlo casero. Así controlas tú los ingredientes y puedes ajustar la receta a tu gusto, y te saldrá mucho más económico que las versiones comerciales. La cocina casera sin gluten es una buena forma también de enriquecer nuestra alimentación, probando otros cereales e ingredientes muy nutritivos más allá del trigo convencional.

Las harinas aptas para celíacos y otros ingredientes

Pan sin gluten

Pan sin gluten

Los ingredientes básicos de cualquier pan son agua, levadura o masa madre y harina. Estamos acostumbrados a la harina básica de trigo, pero para hacer pan, bizcochos o pasta sin gluten podemos utilizar muchas alternativas, que además aportan más nutrientes:

  • Harina de maíz. Blanca o amarilla, para hacer pan hay que elegir la de grano fino sin refinar y asegurándonos de que no es precocida.
  • Harina de arroz. Muy típica en Asia con la que se elaboran fideos y otras pastas, es muy suave y delicada, con una textura muy fina y de brillante color blanco o en su variedad integral, más tostada.
  • Harina de avena. Es fácil prepararla en casa moliendo los copos de avena integrales hasta tener una textura fina y suave, pero hay que comprobar siempre que sea certificada sin gluten, porque a veces pueden contener trazas por contaminación cruzada.
  • Harina de trigo sarraceno o alforfón. A pesar de su nombre es un pseudocereal que no tiene que ver con el trigo común, totalmente libre de gluten y con un característico color marrón oscuro. Es muy utilizada en Francia para hacer las galettes o (variedad de crêpes), y también en Japón para preparar fideos soba.
  • Harina de legumbres. Pueden ser de garbanzos, lentejas, guisantes, soja… se obtienen moliendo la legumbre seca en crudo y son muy nutritivas, ricas en proteínas y vitaminas.
  • Harina de almendras, avellanas o cacahuetes. Se elabora moliendo muy fino el fruto seco en crudo, sin cáscara. La almendra deja un sabor más suave y ayuda a preparar masas más esponjosas, mientras que el cacahuete añade más humedad con un sabor más neutro que la avellana.
  • Harina de teff. Cereal procedente de África, pequeño y de color marrón tostado, con un ligero sabor a frutos secos.
  • Harina de coco. Tiene un ligero aroma a la fruta tropical pero no deja casi sabor. Muy energética y con gran capacidad de absorción de líquidos.
  • Harina de plátano. Se elabora con plátano macho o verde, deshidratado. Rica en vitaminas y minerales, sobre todo del grupo B, aporta mucha fibra y da muy buenos resultados para hacer pasta.
  • Harina de castañas. Es parecida a la de otros frutos secos pero menos calórica y con un sabor dulzón muy agradable, ideal para panes dulces, bizcochos o pastas, sobre todo si nos gusta un acabado más rústico o se combina con frutas desecadas y especias.
  • Harina de quinoa. Este pseudocereal también se puede moler en seco para obtener una harina muy rica en nutrientes, con muchas proteínas y un sabor neutro y suave.
Pan sin gluten

El gluten ayuda a levar y cohesionar las masas, por lo que para preparar pan sin gluten habitualmente se añaden algunos ingredientes específicos que nos darán migas más homogéneas, elásticas y esponjosas. Los más habituales son las semillas de lino molidas, huevo, chía, psyllium o goma xantana (en herbolarios y tiendas especializadas).

Si estás empezando a preparar pan puedes utilizar mezclas de harinas ya listas para hacer pan sin gluten. Con esa base puedes agregar otras harinas a tu gusto, incorporar frutos secos o semillas, especias, etc. Empieza probando una receta básica y anímate a experimentar en casa creando tus propias recetas.

Cómo hacer pan sin gluten paso a paso

Ingredientes para un pan básico:

  • 300 g de harina de maíz o de trigo sarraceno
  • 150 g de harina de arroz integral
  • 470 ml de agua
  • 100 ml de yogur o de leche
  • 1 sobre de levadura de panadería
  • 50 g de psyllium
  • 25 g de semillas de lino molidas
  • 8 g de sal
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 50 ml de aceite de oliva
amasadora philips

Elaboración:

  1. En un cuenco mezcla el agua con el yogur, la levadura y las semillas de lino.
  2. En el recipiente de la amasadora coloca las harinas con la sal, el azúcar, el psyllium y forma un hueco en el centro.
  3. Añade la primera preparación y el aceite de oliva. Mezcla todo un poco con una gran cuchara y después pon en marcha tu amasadora Philips para que trabaje muy bien la masa.
  4. Continúa amasando a velocidad media durante unos 10-15 minutos, hasta que quede elástica.
  5. Deja reposar tapado con un paño durante 30 minutos.
  6. Prepara una bandeja con papel de hornear. Vuelca la masa y dale la forma que más te guste, pinta con aceite y deja reposar otros 30 minutos.
  7. Precalienta el horno mientras tanto a 240ºC.
  8. Espolvorea el pan con harina de maíz, haz algunos cortes y hornea durante unos 40-45 minutos, hasta que esté bien dorado. Si se tuesta muy rápido, baja la temperatura a 200ºC cuando hayan pasado 15 minutos.
  9. Deja enfriar por completo sobre una rejilla.

El amasado, clave también en las recetas sin gluten

Hacer pasta casera con Viva Collection

Las preparaciones de pan, pasta y otras masas como empanadas o cocas parecen difíciles de hacer en casa y asustan un poco a los novatos en la cocina. Sin embargo, en realidad son elaboraciones muy sencillas cuya clave está en el amasado, la única tarea que da un poco de trabajo. Pero con la amasadora Avance Collection, el robot de cocina o la máquina de hacer pasta Viva Collection de Philips eso ya no es un problema.

Estos aparatos hacen todo el trabajo amasando con energía también las masas sin gluten para lograr la textura perfecta sin esfuerzo y sin miedo a manchar toda la cocina. Para conseguir una pasta sin gluten igual de sabrosa debemos proceder igual que con las masas de pan, añadiendo un aglutinante que le aporte elasticidad, como la goma xantana, el huevo o la goma guar.

Si hay un celíaco en casa, crees que puedes tener sensibilidad al gluten o simplemente te apetece probar nuevos ingredientes, anímate a preparar tus propios panes y pastas sin gluten. ¡Hay vida más allá de la harina refinada de trigo! Para empezar a inspirarte, prueba esta deliciosa receta:

Receta de fettuccini sin gluten al pesto de brócoli

fettuccini sin gluten
  • 200 g de harina de trigo sarraceno
  • 50 g de harina de maíz
  • 1 cucharadita de goma xantana
  • 1 huevo L
  • agua necesaria
  • 1 brócoli pequeño
  • 100 ml de aceite de oliva
  • 1 cucharada de piñones
  • 70 g de queso Parmesano
  • unas hojas de albahaca fresca
  • sal y pimienta negra
  1. Bate el huevo y viértelo en el vaso medidor. Añade el agua necesaria hasta alcanzar 85 ml.
  2. Vierte las harinas y la goma xantana en la máquina de hacer pasta Viva Collection de Philips, coloca el disco de fettucini y selecciona el programa 1.
  3. Pon en marcha la máquina y agrega poco a poco el líquido.
  4. Corta la pasta cuando salga.
  5. Para la salsa, lava el brócoli y corta los ramilletes.
  6. Tritura el brócoli con el resto de ingredientes hasta tener una mezcla homogénea.
  7. Mezcla con la pasta y salpimenta al gusto.

Foto | Stone Soup

En Mi Mundo Philips | Hacer pasta en casa es fácil con Viva Collection

En Mi Mundo Philips | Nueve recetas de postres rápidos sin horno

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.