Cómo preparar un espresso perfecto en casa

, 5 de marzo de 2019

Hacer café es todo un arte: por algo hay campeonatos de baristas y una fuerte cultura en torno al universo de esta bebida y su preparación. Y, por si acaso te entran dudas, recuerda ese café infame que tomaste una vez y que te pareció el peor insulto a tu sabor favorito; o ese otro tan delicioso que te hizo pensar “ojalá lo preparase yo así”.

Pero, entre todos los modos de consumir un café, hay uno en el que apreciamos especialmente si lo hemos preparado bien o no: el espresso. Este café que tanto relacionamos con Italia concentra todos los aromas y matices, por eso gusta tanto saborear uno bien preparado. Con él podemos llenar nuestro paladar, en un solo sorbo, de todo lo que un café nos regala.

Pero, ¿podemos preparar un espresso en casa y que nos resulte tan delicioso como el de nuestra cafetería favorita? Podemos. Y es sencillo.

La importancia de la materia prima

En primer lugar, es importante contar con una buena materia prima para que el resultado sea delicioso. Por un lado, debemos contar con un café que nos guste (se recomienda uno 100% Arábica, pero sobre los gustos no hay nada escrito) y siempre comprarlo en grano, pues nuestra cafetera Philips Series 5000 se encargará de molerlos justo antes de preparar el café.

Además, el agua con la que preparemos el café también debe ser de calidad: si el agua de tu ciudad contiene demasiada cal, es mejor que optes por una mineral: tu espresso y tu cafetera lo agradecerán.

No es una materia prima, pero sí una intermediaria: la cafetera. Ella será, en última instancia, la encargada de preparar nuestro café, así que, si realmente queremos disfrutar de un espresso perfecto, mejor contar con una que vaya a mimar cada paso. Como Philips Series 5000, con la que podremos ajustar el molinillo e incluso el aroma para personalizar nuestra taza como queramos.

Además, si siempre esperas a que tu café se enfríe porque en las cafeterías te lo sirven demasiado caliente, con esta ella te olvidarás de ese problema: regula la temperatura para conseguir siempre los grados adecuados.

El paso a paso

Cómo preparar un espresso en casa

Una vez que hemos llegado a este punto, el paso a paso es sencillo. Y mucho más si empleamos una cafetera superautomática. Colocamos el agua en el recipiente y los granos de café donde corresponde. Seleccionamos nuestras preferencias para personalizar nuestro espresso (si lo preparamos habitualmente, ya lo habremos hecho) y apretamos el botón correspondiente.

Los baristas expertos señalan que 25 segundos en la cafetera son los justos para que un espresso sea perfecto. Nosotros no deberemos preocuparnos de eso, pero sí de colocar la taza ideal para este shot de café: 30 mililitros es la medida estándar de este café.

Una vez lo hayas preparado, quedará con una característica capa de color avellana en la taza, y llenará tu hogar del aroma de café. Ese sorbo largo que es el espresso condensa todo el sabor, olor y matices de un buen café, así que disfrutarlo será un pequeño gran placer diario.

Por último, las posibilidades que nos ofrece un espresso, aunque a priori no lo parezca, son muy amplias: es la base para un caffè latte muy cremoso, para un capuccino, para un moka con chocolate…

Solo tenemos que sacar al barista que llevamos dentro y saborear.

Imágenes | Philips, Unsplash – Marc Babin, Erol Ahmed, Nitin Pariyar

En Mi Mundo Philips | Cómo debe ser la crema de un espresso perfecto

En Mi Mundo Philips | Cafetera espresso manual o automática… ¿con cuál quedarse?

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.