¿Cómo se trata la mastitis?

, 10 de agosto de 2018

mastitis

Una de las circunstancias más temidas cuando inicias con la lactancia materna es sufrir una mastitis. Una infección de la mama que puede ser dolorosa, pero que no tiene por qué significar el final de la lactancia. Es importante acudir cuanto antes al médico, sin embargo, no es grave, con un buen tratamiento, el dolor y la inflamación se resolverá en solo unos días.

¿Qué es una mastitis?

Se trata de una inflamación de la glándula mamaria que se produce por la obstrucción de los conductos de leche, lo que impide el flujo normal de la leche materna. No se produce solo durante la lactancia, pero las mastitis más frecuentes se dan durante la misma o incluso cuando finaliza la lactancia. Se trata de una infección dolorosa del pecho que puede ocasionar síntomas como fiebre o dolores de cabeza. Además, la piel se muestra roja y caliente, con zonas del pecho endurecidas por la congestión.

¿Cuando se produce?

Se puede producir por varios motivos: grietas en el pezón por las que entran las bacterias, y también cuando los pechos no se vacían del todo y se obstruyen, provocando que las bacterias infecciosas empiecen a crecer exageradamente. Para prevenir la mastitis, es muy importante vaciar un pecho por completo antes de ofrecer el otro, usar sujetadores adecuados, y también ir cambiando de posición con el bebé para que el vaciado se dé por igual en todas las zonas del pecho.  En caso de que estemos varias horas sin poder amamantar a nuestro pequeño, nos podemos ayudar con un sacaleches, pero tampoco abusar de su uso, porque a mayor extracción, habrá más producción de leche.

¿Cómo tratar la mastitis?

Tenemos que acudir al médico para que diagnostique el tratamiento más adecuado en cada caso. En las situaciones más leves bastará con vaciar las mamas en cada toma y hacerlas más frecuentes, aplicar compresas frías tras las tomas y calientes antes de las mismas, y con ibuprofeno se pueden aliviar los síntomas. En los casos más graves, el médico puede diagnosticar la toma de antibióticos e incluso puede ser necesario un drenaje quirúrgico.

Foto | iStock SIphotography

En Mi Mundo Philips | Continuar con la lactancia materna tras una mastitis

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.