Con el biberón siempre a cuestas: especialmente en verano y en vacaciones

, 26 de junio de 2013

¡Qué ganas teníamos de que llegara el verano! Y por fin, ya está aquí. El verano altera nuestras rutinas y nuestros ritmos. El buen tiempo y los días más largos invitan a pasar más tiempo fuera de casa y a disfrutar de las merecidas vacaciones que nos hemos ganado a lo largo de todo el año. Lo que significa diversión, pero también supone que estaremos con el biberón siempre a cuestas. Te damos algunas ideas harán que todo sea más fácil.

Si nuestro bebé está con lactancia materna este verano, es todo mucho más cómodo, ya que llevamos su comida y bebida siempre preparada a la temperatura ideal.

El biberón siempre a punto

Pero si le damos biberón al pequeño, debemos prepararnos para poder prepararlo en cinco minutos, porque cuando tienen hambre, los pequeños no perdonan. Los biberones se deben preparar al momento, es decir, no podemos mezclar el agua caliente con la leche artificial hasta que el bebé vaya a tomarlo. Así que debes llevar por un lado el biberón, por otro, un termo con agua caliente y en tercer lugar un recipiente con la leche en polvo para hacer la mezcla en el momento oportuno. En definitiva, un lío para los padres.

Una estupenda idea de Philips AVENT para tener el biberón listo y preparado en cualquier momento y lugar es el calientabiberones termo, funciona sin electricidad y te permite tener el biberón listo en dos minutos y medio de forma fácil y segura, incluso para varias tomas. Ideal para calentar la leche materna (que no se puede calentar en microondas) o para cuando estamos fuera de casa.

Limpieza máxima

Mientras que en invierno los virus responsables de catarros, gripes, bronquitis y otitis campan a sus anchas, el verano y los calores son especialmente propensos a las diarreas y gastroenteritis. La mejor manera de prevenirlos es con una limpieza máxima de todos los elementos que el bebé se introduzca en la boca: chupetes, tetinas, biberones, mordedores. Una limpieza profunda con agua y jabón y la esterilización nos ahorrarán muchos disgustos, y además, siempre que manipulemos estos elementos debemos lavarnos previamente las manos a conciencia.

Como en verano no podemos descuidar la correcta limpieza y esterilizado de los biberones, tetinas y chupetes, las bolsas esterilizadoras para microondas te vendrán de perlas cuando vayas de vacaciones. No tienes más que introducir los biberones en la bolsa, y meterla en el microondas, consiguiendo de esta manera dejar libres de gérmenes de manera fácil, rápida y segura todos los productos de tu bebé.

¿Ya estás preparado para dar de comer a tu bebé cuando y dónde esté lo necesite?

Mi mundo Philips | La lactancia materna en verano: hidratación para ti y para tu bebé

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.