¿Con o sin azúcar?: consejos para endulzar un buen café

, 29 de agosto de 2012

Azucar terronesExiste una creencia popular que afirma que el azúcar es un recurso utilizado por la gente a la que no le gusta el café para poder adaptar su sabor a un gusto más universal. Si bien es cierto que para apreciar toda la acidez, el cuerpo y el aroma de un buen café lo ideal sería tomarlo sin aderezos, eso no significa que debamos demonizar este complemento alimenticio y que no podamos disfrutar de esta bebida enriquecida con otros sabores y texturas.

Lo más importante a la hora de tomar un buen café es la materia prima escogida y su proceso de elaboración. Los baristas nos aconsejan elegir una buena mezcla, mejor en grano para que conserve así todo su aroma y sabor, y utilizar una cafetera espresso que genere 15 bares de presión. Algunas cafeteras incorporan un molinillo de café para facilitar el proceso y evitar pérdidas de aroma. En la web oficial de Philips puedes encontrar diferentes modelos que te muelen el café en el momento justo de su elaboración e incluyen otro tipo de accesorios para facilitarte la tarea.

Amargo puede, soso no

Una vez obtenido el café, la forma de endulzarlo va a ser determinante en el resultado final. Vamos a analizar cuáles son las mejores opciones para potenciar el sabor y las presentaciones más atractivas para impresionar a nuestros invitados.

Azucar moreno

Existen infinidad de sustancias con efecto endulzante, desde el tradicional azúcar a edulcorantes artificiales, pasando por todo tipo de sustancias de origen natural.

Obtenida a partir de la caña de azúcar o de la remolacha, la sacarosa, conocida popularmente como azúcar, es el endulzante por excelencia dentro del hogar. Otros endulzantes de origen natural se obtienen a partir de la savia (arce, palmera…) o raíces (regaliz) de plantas, de néctar y flores, de semillas (cebada, arroz…), frutas (calabaza), hojas o infinidad de opciones que nos ofrece la naturaleza, algunas de uso tan frecuente como la miel o la melaza.

Los edulcorantes de origen artificial, muy recurridos en la industria para elaborar productos light o en alimentos dietéticos, también son de uso habitual en los hogares, principalmente la sacarina y el aspartamo. Y aunque cada vez son más utilizados para el café, sobre todo por personas que requieren una dieta específica como los diabéticos, al azúcar sigue siendo el gran protagonista en cuanto a edulzantes para café se refiere.

No por ser más refinado es más acertado

El azúcar más demandado en las casas para el café suele ser el blanco o refinado. Este ha sido sometido a un proceso químico de purificación que le priva de la melaza, esa sustancia que cubre al azúcar moreno y que le otorga su color característico. Al ser más puro, el azúcar blanco posee más sacarosa y endulza más, pero carece de las vitaminas y minerales que aporta la melaza y que por tanto solo están presentes en el azúcar moreno, que es cristalizado sin ser refinado. De ahí que se hable siempre de un azúcar moreno más saludable, ya que el refinado contiene lo que se denominan calorías vacías, es decir, sin propiedades nutritivas fuera de su aporte calórico.

Azucar ladrillo

Otra opción muy válida para todo tipo de bebidas calientes son los azúcares aromatizados. Hay diferentes versiones, según gustos, pero las más comunes son a base de vainilla, canela, anís estrellado, clavo, cítricos o florales.

Una pieza de Tetris para endulzar el café

Por último, la presentación. La mayoría de las veces ofrecemos con el café el azúcar granulado convencional o en terrones, pero existen en el mercado formas muy originales y prácticas con las que sorprender a nuestros invitados. Desde rocas a piedrecitas de colores, terrones en forma de ladrillo, de piezas del tetris o simulando formas de animales y mi favorita, en versiones blanco o moreno, los palitos o bastoncillos de azúcar. He de admitir que solo los he usado un par de veces, pero me encanta el concepto de introducir el palito con los cristales de azúcar y remover, sin necesidad de cuchara, mientras observas cómo se deshace en el café humeante.

palitos Azucar

Diferentes formas de endulzar infinidad de variedades de café, que nos proporcionan la posibilidad de disfrutar cada día de un sabor y textura diferente.

Más en Mi mundo Philips | Historias con aroma a café

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.