Cómo congelar la fruta para tus batidos ahorrando espacio

, 3 de octubre de 2016

Congelar fruta

Las primeras semanas del otoño, cuando el frío todavía se hace de rogar, son ideales para llenar la despensa de conservas caseras para disfrutarlas todo el año. Pero si además no quieres renunciar a algunas de tus frutas favoritas para tus batidos en invierno, aprovecha ahora para congelarla. ¿Tienes poco hueco libre? No te preocupes, te enseñamos cómo congelar la fruta ahorrando espacio.

Octubre, un mes ideal para llenar el congelador de fruta

Congelar fruta

Este mes es uno de los más ricos del año en cuanto a disponibilidad de fruta fresca en el mercado. Ahora tenemos todavía las últimas variedades del verano, con los mejores melocotones en todo su esplendor, que conviven con las primeras de la temporada fría. Hay que aprovechar estos días porque pronto tendremos que despedirnos algunas de nuestras frutas favoritas hasta el año que viene.

Seguro que este verano has sacado el máximo partido de tu batidora o licuadora preparando todo tipo de batidos, zumos y smoothies llenos de vitaminas. ¿Quieres seguir disfrutando del sabor del melocotón, nectarina, melón o de las ciruelas durante los próximos meses? Acude a tu frutería de confianza, llena la cesta de la compra con tu fruta preferida y dedica un rato en casa a congelar.

Cómo congelar la fruta ahorrando espacio

Congelar fruta

 

Sabemos que el congelador de casa tiene un límite y se llena con demasiada facilidad, por eso te recomendamos que lo mejor es usar bolsas especiales con cierre hermético. Una vez limpia, trocea cada fruta en cubos muy pequeños, o machaca con un tenedor para obtener una especie de crema espesa. Las frutas más duras como el melón las puedes triturar directamente con la batidora o picadora antes de congelar.

Reparte cada puré de fruta en las bolsas, sin desbordarlas, y cierra dejando un hueco en una esquina. Coloca las bolsas sobre la mesa y aplana bien usando las manos, echando el aire por la abertura. Cuando esté lo más aplanado posible, cierra por completo la bolsa. Anota el contenido y lleva cada unidad al congelador, asegurándote de que permanece plana, sin doblarse, las primeras horas hasta que estén completamente sólidas.

Congelar fruta

De esta manera podrás apilar muchas bolsas planas ocupando el mínimo espacio en el congelador, y facilitan el orden y la organización del mismo. Además así la fruta se conserva mucho mejor y también tardará menos en descongelarse. Cuando quieras hacer un batido, vacía el contenido de las bolsas que quieras directamente en tu batidora: no te hará falta descongelaras previamente. ¡Sigue degustando tus frutas favoritas todo el año sacando el máximo partido de tu congelador!

Fotos | Serious Eats, Sarah R

En Mi Mundo Philips | Temporada de frutas y verduras: organizamos tu lista de la compra

En Mi Mundo Philips | Zumo de pera, uva y apio: la receta ideal para volver a la rutina con energía

Guardar

Guardar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.