¿Conoces las técnicas más ligeras para cocinar? Te las mostramos para poner en práctica este verano

, 5 de junio de 2013

Llega el verano y con él nuestros propósitos de mejorar nuestra alimentación comiendo más ligero y sano, no solo por salud si no porque negarlo, nos apetece estar bien para cuando haya que despojarse del abrigo y comenzar a enseñar el bañador. Así que hoy os proponemos las mejores técnicas de preparación de los alimentos sin grasa, pero en las que no perderás ni un solo nutriente. Con estos sencillos métodos los alimentos se cocinan en su jugo y no hay que añadir aceites en exceso, ni tampoco mucha sal ni condimentos.

Papillote

Esta técnica culinaria francesa consiste en envolver los alimentos en papel de horno cociéndose en su propio jugo y con el vapor que desprenden. Por lo tanto no tenemos que añadir prácticamente nada de sal ni aceite. Muy adecuada para pescados y verduras estos nos quedarán mucho más jugosos que simplemente cocidos en agua, y así conseguimos gran variedad de aromas y sabores que podemos aumentar espolvoreando nuestros ingredientes con hierbas aromáticas. Lo ideal que en el interior del alimento consigamos una temperatura de 70 grados como mucho, para ello no sobrepasar los 180 grados de temperatura de cocción.

Al vapor

Hace poco os hablábamos de la cocción al vapor con la vaporera Philips, y es que este tipo de preparación de alimentos es ideal para mantener todas las vitaminas y minerales, conservando el aroma, sabor y textura. Para ponerla en práctica lo ideal sería contar con un aparato de cocción al vapor pero en su defecto solo necesitaremos una olla con rejilla y tapa para que los alimento no entren en contacto con el agua. Entre ellos destacamos las vaporeras de bambú que al contar con una capa en forma de cúpula proporcionan un vapor más suave. No recurráis solo a preparar verduras al vapor, también las carnes, pescado y mariscos quedan espectaculares con este método de cocción.

Al horno o plancha

Esta sin duda es nuestra opción perfecta para la carne, siendo la forma en que la vamos a obtener más sabrosa. Tan solo unas gotas de aceite y conseguiremos que con los jugos que suelta el alimento quede en su punto. Eso sí, esta técnica requiere que dispongamos un poco más de tiempo, pues necesitamos precalentar el horno o que la plancha alcance altas temperaturas pero no mucho más que si realizamos una simple fritura.

Yo ya me he propuesto que estos tres métodos de cocción sean los únicos que ponga en práctica este verano ¿y tú? ¿vas a intentar cambiar los fritos por ellos? Seguro que con un poco de voluntad lo conseguiremos.

Imagen | Esther Clemente
En Mi Mundo Philips | Probando el robot de cocina y la vaporera de la nueva línea Jamie Oliver

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.