Cómo conseguir un reparto equitativo de las tareas del hogar

, 28 de septiembre de 2016

Reparto de las tareas del hogar

¿Hemos avanzando en igualdad en cuanto a las tareas domésticas? Afortunadamente la situación ha mejorado mucho en las últimas décadas y hoy en día se está acabando con los viejos roles que nos separaban a hombres y mujeres. Pero todavía nos queda mucho por avanzar, tal y como se puede concluir tras comprobar los resultados de un reciente estudio realizado por la Universidad de Oxford. España sigue a la cola de Europa en el reparto de las tareas del hogar, ¿cómo podemos hacerlo más equitativo?

Vida en pareja o familia: repartiendo las tareas del hogar

Reparto de las tareas del hogar en pareja

Las nuevas generaciones nos hemos beneficiado de un cambio de mentalidad respecto a las obligaciones domésticas que nos lleva a una sociedad más igualitaria. Sin embargo, todavía hay costumbres difíciles de erradicar y sigue siendo frecuente que sean ellas las que tomen la iniciativa en los trabajos del hogar, a pesar de que los hombres cada vez colaboran más.

Las causas son complejas, hay muchos motivos que podrían explicar esta falta de igualdad. Puede ser un comportamiento todavía heredado de padres y abuelos, o la influencia de la sociedad que sigue siendo poco igualitaria, o quizá ellos son más descuidados o dan menos importancia al orden y la limpieza.

Lo importante de verdad es no caer en esa desigualdad en casa y adquirir buenas costumbres en pareja o en familia para que todos colaboren por igual en las tareas del hogar. Si nos organizamos bien y todos ponemos de nuestra parte, será fácil conseguir ese reparto equitativo y justo, también más eficiente. Los niños pueden ayudar también y así aprenden desde pequeños que la igualdad en casa debería ser lo normal y no la excepción.

Consejos para repartir el trabajo

limpieza-pareja3
  • Hacer una lista con las preferencias de cada uno. Seguro que hay tareas que a uno se le dan mejor que al otro, o quizá alguien de la familia no soporte hacer algo mientras que a los demás no les importan. Así podemos hacer un reparto más eficiente.
  • Tener en cuenta los horarios. Hay que ajustar las tareas para que cada miembro del hogar pueda disfrutar del mismo tiempo de ocio y de descanso, teniendo en cuenta las horas que cada uno necesita para trabajar.
  • Pasar el mismo tiempo con los niños. Si hay peques en casa, ambos padres deberían poder disfrutar de las mismas horas con ellos, ya sea colaborando en tareas comunes, ayudando con los deberes, a la hora del baño o jugando en familia.
  • Establecer un calendario flexible. Si se fijan los trabajos en un calendario será más fácil recordar todo lo que debe hacer cada uno, pero también hay que ser flexibles. Para no caer en la repetición y el aburrimiento lo mejor es hacer turnos y variar las tareas cada semana o cada mes.
  • Valorar el trabajo de los demás. Si nuestro trabajo es bien valorado y hay un ambiente positivo en casa las tareas serán mucho más llevaderas y estaremos más motivados.
  • Evaluar el sistema de vez en cuando. Es una buena idea revisar la organización que llevamos para ver si funciona bien, si todos estamos satisfechos y si se podría mejorar.

Lo más importante es saber asumir nuestras responsabilidades individuales por el bien común, saber dialogar y empatizar con el otro poniéndonos en su lugar. Fijando unos buenos hábitos desde el principio es fácil conseguir un reparto equitativo de las tareas del hogar, y así además cuidaremos mucho mejor de nuestra casa. ¿Qué sistema usáis en vuestra familia?

Fotos | iStock.com/michaeljung, Anetlanda, Highwaystarz-Photography

En Mi Mundo Philips | Después de vacaciones, limpieza a fondo del hogar: así puedes planificarte

En Mi Mundo Philips | Buenas pautas para evitar el caos al hacer la colada

Guardar

Guardar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.