Consejos para cuidar tu cama y dormir como los angelitos

, 15 de febrero de 2018

Después de una intensa jornada de trabajo solo apetece llegar a casa para refugiarnos en nuestra querida cama, sobre todo si estamos en uno de esos días tan fríos de invierno. Un buen descanso es fundamental para recuperar energías, y para lograrlo no debemos olvidar una serie de cuidados básicos para mantener la cama y el colchón como nuevos. Sigue estos consejos para cuidar tu cama y dormirás como los angelitos cada día.

Cómo cuidar tu cama para dormir mejor

Hay muchos modelos de camas diferentes y puedes elegir el que más te guste o que se adapte a tus necesidades, pero el colchón sí tienes que elegirlo bien. No te cortes en probar colchones y almohadas antes de comprar y escoge uno que se adapte a tu cuerpo de forma cómoda, según el peso y la altura. Antes de colocarlo por primera vez déjalo ventilar unas horas y después protégelo con una funda transpirable de algodón.

Para limpiarlo nunca utilices productos químicos abrasivos y evita empaparlo con agua. La mejor opción es aspirarlo con frecuencia usando tu aspirador, así evitarás además que se acumulen ácaros y otras partículas que pueden causar alergias. Recuerda ventilar y aspirar también el colchón por debajo y no olvides las almohadas y sus fundas. Para alargar su vida útil y evitar deformaciones, se recomienda girar el colchón unas tres o cuatro veces al año.

En cuanto a la ropa de cama, la mejor apuesta son siempre los colores claros. Juega con la gama de blancos, crema, pasteles y azules suaves, evitando los estampados chillones o con diseños demasiado llamativos. Si te parece aburrido, utiliza una colcha bonita durante el día para cubrir la cama pero elige sábanas y edredones blancos, eso sí, jugando con las texturas y los tejidos.

Y por supuesto, no te olvides de los pequeños gestos para cuidar tu cama cada día: aspira el suelo por debajo para evitar que se acumule polvo y pelusas, evitar comer encima de ella y no dejes que los animales suban a dormir contigo. Además, para lograr ese sueño reparador definitivo, plancha bien las sábanas y las fundas de las almohadas después de hacer la colada. La diferencia se nota y verás cómo así concilias mucho mejor el sueño.

En Mi Mundo Philips |Cómo hacer la cama igual que en los hoteles

En Mi Mundo Philips | Los SÍ y los NO para dormir bien y no necesitar un corrector de ojeras por la mañana

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.