¿Cómo elegir los zapatos que necesita (o no) tu bebé?

, 9 de junio de 2016

calzado bebe

Una de las cosas más monas que puede haber es un zapato en tamaño mini adecuado para el diminuto pie de un bebé. Pero por mucho que los padres nos empeñemos en comprar nuestra marca de deportivas favorita a nuestro hijo, los expertos recomiendan que el bebé este descalzo o a lo sumo, con un calcetín gordo o un patuco hasta que empiece andar. Estos consejos te ayudarán a encontrar el calzado adecuado para el bebé dependiendo de su edad.

Sus primeros zapatos de bebé

Mientras empieza a gatear y a ponerse de pie, no son necesarios los zapatos, el bebé como mejor desarrolla el pie es descalzo o con unos calcetines, pero sí que podemos ponerle (al menos cuando salimos a la calle y hace frío), unos zapatos blandos, ligeros, flexibles, con materiales suaves y transpirables, que deben sujetarle el pie, y tener suela antideslizante para evitar resbalones, pero sin apretar el pie. Este calzado a medio camino entre un calcetín y un zapato de La mama vaca resulta ideal puesto que aporta los mismos beneficios y efectos que caminar descalzo por el césped, pero con el pie protegido.

Si el bebé empieza a dar sus primeros pasos, es el momento de comprarle sus primeros zapatos. Éstos deben tener suela de goma, le deben proteger el pie, pero deben ser cómodos y no demasiado rígidos ni pesados, porque su pie sigue creciendo y desarrollándose constantemente. Lo ideal es que estén reforzados en la puntera, para proteger de los golpes y porque el bebé sigue gateando, así que desgastará más esa zona. Estos modelos son de Chicco, ideales para el buen tiempo.

chicco

Consejos sobre cómo elegir zapatos

En los bebés (sobre todo en los segundos y terceros hijos) es muy habitual que hereden zapatos de otros niños, pero no es lo más adecuado, porque cada uno “deforma” el zapato a su forma y manera y eso puede interferir en el normal desarrollo del pie del niño. No le conviene heredar vicios ajenos a la hora de pisar.

Para economizar, no es necesario que le compremos una inmensa variedad de zapatos, sino que elijamos uno o dos por temporada o por talla de pie, que sean combinables fácilmente con toda su ropa, que sean resistentes y que sean de calidad. Veréis que los zapatos le duran muy poco, porque alternan el gateo con andar, y si el niño empieza a usar las motos de paseo, el resultado son unos zapatos desgastados por la puntera sí o sí.

Lo más cómodo son los zapatos con cierre de velcro o gomas, para que sea fácil calzarle y descalzarle, y de momento es mejor no usar los cordones.

Con estos consejos sus primeros pasos serán más seguros para sus pies.

Foto | iStock @freeheelski

En Mi Mundo Philips | De la teta a los macarrones. ¿Podemos saltarnos las papillas?

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.