Todo lo que se necesita saber para cocinar con carne congelada

, 1 de octubre de 2015

carne congelada consejos de cocina

Cuando encontramos carne a buen precio, o cuando vamos al pueblo y compramos carne de calidad, es posible que congelemos una parte para que esté en perfecto estado cuando llegue el momento de consumirla. Por eso, queremos contaros algunos consejos para cocinar con carne congelada para que sepáis cómo congelarla y descongelarla correctamente y cómo poder sacarle el mayor partido.

Cuando domines las técnicas de congelado y descongelado, siempre podrás tener lista la carne para cuando la quieras cocinar, ahorrándote tiempo al no tener que ir a la compra cuando quieras comer un producto cárnico, ya que tras descongelarlos estarán perfectos, igual que si fueran frescos cuando los vayas a cocinar.

Cómo congelar la carne

  • Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que si vamos a congelar carne fresca en crudo, esta debe estar en perfecto estado, por lo que conviene congelarla al llegar a casa de la carnicería y no tomar la decisión cuando la carne empiece a estar pasada.
  • Lo ideal para congelar carne es preparar paquetes por raciones de una o de dos personas, envolviendo los filetes o piezas adecuadamente en papel aluminio y etiquetando cada paquete para saber su contenido y la fecha de congelación.
  • Si lo que vamos a congelar es un plato cocinado de carne, en ese caso es mejor utilizar tuppers o fiambreras adecuadas que nos permitan ver el contenido. Lo más práctico siempre es etiquetar bien el contenido para que no haya dudas de cuando fue utilizado.
  • Recuerda que la carne congelada se debe utilizar preferiblemente en un plazo de tres meses desde la fecha de congelación, por lo que es importante sacar primero los envases más antiguos para que no se queden olvidados en el cajón de nuestro congelador.

Cómo descongelar la carne

carne congelada

Lo ideal es que el proceso de descongelación sea muy lento. Aunque con ayuda del microondas o con programas de baja temperatura de los hornos es posible acelerar el proceso, siempre es preferible descongelar la carne de un día para otro, sacándola del congelador y dejándola dentro de la nevera hasta que esté lista para su consumo.

Si necesitas hacer más rápido el proceso, puedes dejar la carne congelada a temperatura ambiente, preferiblemente sobre un utensilio metálico que ayudará a repartir la temperatura, haciendo que el tiempo necesario para la descongelación sea más corto. También puedes meter la carne en una bolsa de plástico hermética y sumergirla en agua templada a 35º durante unos diez minutos. Después deja que se descongele a temperatura ambiente hasta que esté lista.

Cómo cocinar la carne una vez descongelada

Los alimentos descongelados, deben ser consumidos tras cocinarse ya que no admiten una segunda congelación. Por ese motivo es preferible calcular bien lo que vamos a utilizar. De todas formas, si quedan sobras, pueden guardarse en la nevera ya cocinadas consumiéndose en los dos días siguientes.

carne picada

Para cocinar la carne descongelada, es conveniente dejarla atemperar durante una hora antes de cocinarla para que su interior esté a la misma temperatura que el exterior. Después es exactamente igual que la carne fresca.

Los filetes una vez descongelados puedes cocinarlos a la plancha o utilizarlos para empanar; la carne troceada es idónea para hacer estofados y guisos y la carne picada, resulta perfecta para hacer albóndigas, hamburguesas o para salsas que utilizaremos en platos de pasta. Si has descongelado la carne siguiendo nuestros consejos, estará igual que si fuera carne fresca, recién traída de la carnicería.

En Mi mundo Philips |Siete trucos para cocinar carne que te harán triunfar
En Mi mundo Philips | Los guisos de carne, una cómoda elección para nuestro menú semanal

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.