Consejos para dar el biberón que te daría una madre experta

, 25 de marzo de 2015

837011_SCF693_Natural_Bottle_01-L

Dar el biberón parece fácil, pero también tiene algunos trucos que te conviene conocer. Tanto el bebé como tú tenéis que encontraros en una posición cómoda y sentiros a gusto. Si lo haces con cuidado, dar el biberón puede ser un momento tan íntimo y cariñoso como cuando amamantas a tu bebé. Toma nota de estos consejos que te daría una madre experta:

La posición para dar el biberón

Para dar el biberón, coloca al niño en tu regazo, pegado a ti, ligeramente incorporado para que te pueda ver y para que sea más fácil tragar. Si lo necesitas, puedes colocar un cojín para levantar un poco al bebé. Inclina el biberón para que la tetina se llene de leche, así evitarás que trague aire que podría causarle gases.

837111_SCF693_Natural_Bottle_02-L

Mira al bebé, sonríele y háblale con cariño. Así estará más tranquilo y comerá mejor. A mitad de la toma y al final de la misma, coloca al niño para que eructe, así podrá hacer una mejor digestión. Elige biberones que se asemejen lo más posible al pecho de la madre, como los biberones Natural de Philips Avent, así es mucho más sencillo compaginar la lactancia materna con las tomas con biberón.

Al igual que cuando das el pecho, conviene cambiar de posiciones durante las tomas o entre una toma y otra, así que alterna los brazos de apoyo. Esto ayudará a que los ojos y el cuello del bebé se desarrollen de forma equilibrada y tú estarás más cómoda.

Elige la tetina adecuada

Si ves que el bebé traga con dificultad, probablemente sea problema de la tetina, y no del biberón. Es importante adquirir una tetina con un orificio que tenga el tamaño correcto para la edad de tu bebé. Puedes elegir entre tetinas de flujo lento, medio o rápido.

  • Un recién nacido normalmente necesitará una tetina de flujo lento.
  • Si el bebé tarda mucho en terminarse el biberón o se rinde a la mitad, puede que el orificio sea demasiado pequeño. Prueba con una tetina de flujo medio.
  • Si el bebé parece balbucear y se atraganta, puede que el orificio de la tetina sea demasiado grande.
  • Las tetinas de flujo variable pueden ser muy prácticas, ya que con ellas puedes ajustar el flujo a lento, medio o rápido con una misma tetina.

Lo principal es que los dos os sintáis tranquilos y cómodos, transmítele esa paz a tu hijo y así estará más calmado a la hora de las tomas.

En Mi Mundo Philips | Siete aplicaciones que te vendrán muy bien si estás embarazada

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.