Consejos para tener tus vaqueros siempre como nuevos

, 21 de septiembre de 2017

En verano es probable que los tuvieras un poco olvidados en el armario, pero ahora que ya refresca los vaqueros vuelven a cobrar protagonismo. La tela vaquera es muy particular y requiere una atención especial, ¿sabes cómo cuidar los jeans? Sigue estos consejos y tendrás tus vaqueros siempre como nuevos.

1. Hay que lavarlos, pero solo cuando sea necesario

La tela vaquera no necesita lavarse tan a menudo como el resto del armario, sin embargo, también habrá que hacerlo. Unas prendas tan de uso cotidiano terminan por ensuciarse mucho y también necesitan pasar por la lavadora. Si hay alérgicos en casa lo mejor es sacudirlos y airelarlos bien después de cada uso para evitar que se acumule polvo y otras sustancias en casa.

2. Utiliza la lavadora, pero con cuidado

La forma más cuidadosa de lavar los vaqueros será a mano, pero como no todos tenemos tiempo ni espacio para hacerlo, podemos usar la lavadora. Mejor si pones un ciclo solo con prendas vaqueras, y recuerda vaciar bolsillos, lavar todo del revés y usar agua fría, centrifugados lentos y un detergente para telas delicadas.

3. Evita las arrugas

Para que tus vaqueros recuperen su forma original nunca uses la secadora, déjalos secar tendidos al aire, colgados de las perneras con pinzas. Después puedes darles el toque final perfecto usando una plancha con tecnología especial para prendas delicadas, como los centros de planchado con Optimal Care que respetan automáticamente todos los tejidos.

4. Conserva el color

Los vaqueros más oscuros son los que más sufren desgaste con el tiempo. Para conservar al máximo su color natural, utiliza siempre agua muy fría para lavarlos y procura usar un detergente que se diluya bien en el agua. Además puedes añadir un puñadito de sal y un chorro de vinagre para ayudar a mantener el color. Nunca los tiendas directamente al sol.

5. Mantenimiento perfecto con un vaporizador

Para retrasar el momento de la lavadora, que siempre acabará por desgastarlo con tiempo, aprovecha las ventajas de un vaporizador de prendas. Con una pasada rápida antes o después de cada uso dejarás tus pantalones o cualquier otra pieza vaquera como recién lavada, limpia, fresca y sin arrugas, siempre respetando las fibras.

En Mi Mundo Philips | Llega el otoño y seguimos sin vestidor: cómo cambiar el armario de forma ordenada

En Mi Mundo Philips | Cómo tener la ropa blanca siempre perfecta

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.