Consejos que no deberías dar a otros padres

, 22 de marzo de 2016

consejos padres (1)

Todos tenemos nuestro método para educar a nuestros hijos, y por supuesto, intentamos hacerlo lo mejor que sabemos y podemos, pero hagas lo que hagas, siempre habrá alguien detrás opinando si lo que haces con tus hijos está bien o está mal. Ser padre es bastante estresante de por sí, y muchos de estos consejos nos los dan sin haberlos solicitado y no suelen ser bienvenidos. Así que antes de opinar y dar consejos a otros padres sobre estas cuestiones, es mejor ser diplomático y no comentar nada.

Disciplina. Unos somos demasiado blandos, otros puede que demasiado rígidos, pero si alguien cree que ha llegado el momento de castigar a su hijo, probablemente sea porque ya ha llegado al límite y no ha habido otra solución posible antes.

Qué debe hacer el niño a su edad. Seguro que has oído más de una vez que a su edad debería andar / hablar / no llevar pañal, etc. o que su hijo hizo todo eso antes que el tuyo. Cada niño tiene su ritmo de crecimiento y a ningún padre nos gusta escuchar que nuestro hijo es lento.

Hasta qué momento hay que continuar la lactancia. No hay una edad a la que los niños deben dejar de ser amamantados, se ha descubierto que incluso con dos o tres años la leche materna tiene beneficios para el niño, así que el momento de dejar de dar el pecho es algo que deben decidir entre la madre y su hijo.

El tamaño de la familia. Si no tienes hijos, te preguntan cuando los tendrás, si tienes uno, entonces la cuestión es cuando vas a por la parejita, pero si tienes 4 o 5 hijos la gente se extraña de que tengas tantos. Tener más o menos hijos es una decisión muy íntima y personal de la pareja y nadie quiere oír opiniones al respecto.

Lo que comen y lo que dejan de comer los niños. Los padres conocemos mejor que nadie a nuestros hijos y sabemos lo que más les gusta y lo que no. Intentamos que en conjunto lleven una dieta sana y variada, pero si estamos fuera de casa probablemente hagamos una excepción y vayamos a lo fácil (croquetas, pollo, tortilla, macarrones). No hace falta preocuparse porque el niño coma verdura, fruta o pruebe cosas nuevas porque seguramente los padres ya lo harán en otro momento.

Es curioso que así como no nos solemos meter en la vida de los demás, cuando tienen hijos parece que tenemos la puerta abierta para comentar y para dar nuestra opinión. Será porque todos queremos lo mejor para todos los niños, pero a veces esos comentarios pueden resultar molestos.

Foto | Pixabay

En Mi Mundo Philips | ¿Qué cosas no hay que decirle nunca a una embarazada?

 

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.