Cómo conservar el café correctamente en casa

, 24 de enero de 2017

Los sibaritas del café no nos conformamos con cualquier cosa, por eso somos tan exigentes cuando lo pedimos fuera. Claro que salir a tomar café puede ser toda una aventura, así que donde más lo disfrutamos es en casa, ya que podemos prepararlo a nuestro gusto cuidando hasta el más mínimo detalle. Pero, ¿de verdad controlas todo el proceso que te lleva a la taza perfecta? Aprende a conservar el café correctamente en casa para lograr la máxima calidad.

Por qué es importante saber conservar el café

Cualquier producto de alimentación pasa por varias fases antes de llegar a nuestro plato. Ya sea una pieza de carne, un pescado o un vegetal, hay una cadena logística que lo lleva desde el productor o el origen hasta el consumidor, y en cada paso se controla al máximo la conservación. En los productos más frescos nos parece obvio que se vigile con lupa el almacenaje, porque son más delicados y si no se hace bien podrían suponer un riesgo para la salud. Por eso también cuidamos mucho la conservación en casa y alargar así la vida útil de cada alimento.

Entonces, ¿por qué no prestamos tanta atención a los productos “secos”? Es normal guardar de cualquier manera el azúcar, la harina, los cereales o las legumbres secas, pero también deberíamos preocuparnos por hacerlo bien. Y en el caso que nos ocupa, saber cómo conservar el café es fundamental para asegurarnos de mantener intactas todas sus propiedades. Solo así conseguiremos una buena taza de café recién hecho en casa.

Piensa en todas las molestias que te has tomado para poder disfrutar del mejor café en casa. Tienes una buena cafetera expreso y sabes cómo cuidarla, sabes dónde comprar los mejores granos recién tostados y has encontrado tu variedad de café preferida. Tienes ajustadas las preferencias de tu cafetera a tu gusto personal y te preocupas por utilizar agua de primera calidad. ¿No sería una lástima estropear tanto esfuerzo y cuidado por haber conservado mal el café?

Los enemigos de los granos de café

Ya hemos mencionado alguna vez que, a pesar de lo que pueda parecer, los granos de café son un producto muy delicado. Sí, parecen pequeñas piedras duras y resistentes, pero en el momento en el que se empiezan a procesar se vez afectados por los agentes externos, como el calor o la luz. Por eso el proceso desde que se recolecta el café hasta que se prepara una taza debe ser lo más corto posible en el tiempo. El contacto con la atmósfera hace que los aceites del café se vayan evaporando, perdiendo aroma poco a poco.

Esa es la razón por la que se recomienda comprar café en grano siempre recién tostado; cuanto más tiempo haya pasado desde el tueste, menos aroma tendrá. Los granos se vuelven muy sensibles y casi todo lo que nos rodea se convierte en su enemigo, especialmente el oxígeno del aire, el calor, la humedad, la luz directa, el frío extremo, los olores fuertes e, incluso, el dióxido de carbono que expulsa el propio café. Ya vimos que ese era el motivo por el que las bolsas tienen una válvula.

Consejos para conservar el café correctamente

Si quieres disfrutar siempre de la taza de café perfecta, con todo el sabor, cuerpo y aroma de tu blend preferido, sigue estos consejos básicos y no cometas errores de principiante:

  • Compra siempre café de origen 100% natural en grano.
  • Apuesta por puntos de venta especializados que cuenten con su propio tostadero para asegurarte de recibir el café de tueste más reciente.
  • No caigas en la tentación de adquirir mucho volumen de golpe, es mejor comprar pequeñas cantidades de café para no tener que almacenarlo durante mucho tiempo.
  • Saca del envase desechable los granos en cuanto llegues a casa y guárdalos en recipientes que utilices solo para el café, preferiblemente varios de pequeño tamaño.
  • Elige botes o tarros sin olores extraños, siempre limpios y secos, de paredes gruesas y cierre hermético sin daños.
  • Almacena los botes en un lugar oscuro, seco y alejado de corrientes de aire, mucho mejor si no sufre variaciones bruscas de temperatura. Una despensa cerrada es lo ideal, pero si tienes que usar un armario de la cocina procura que esté lejos del horno, del fuego o de cualquier otro gran electrodoméstico que pueda generar calor.
  • Limpia bien los tarros cuando se vacíen, con un jabón suave y procura secarlos muy bien.
  • Aprovecha el molinillo incorporado de tu cafetera automática para moler los granos en el mismo momento en el que vayas a preparar el café.
  • Si tienes una máquina de conservación al vacío, puedes aprovechar para guardar los granos en pequeños paquetes durante mucho más tiempo.

Conservar el café en la nevera: ¿buena o mala idea?

Se ha debatido mucho sobre si es buena idea conservar el café en la nevera, y la verdad es que hay muchas voces en contra pero también a favor. La mayoría de especialistas aconsejan no hacerlo, porque la humedad es uno de los grandes enemigos del café y afectaría rápidamente a su estructura, restando aroma y sabor. Sin embargo, algunos fabricantes lo recomiendan.

El problema es que la mayoría de neveras domésticas generan mucha humedad en los alimentos, especialmente con la fluctuación de temperaturas que genera condensación en el interior. Sí puede ser más recomendable recurrir al frigorífico en ambientes especialmente cálidos y casi tropicales, con altas temperaturas y una humedad relativa de la atmósfera muy elevada. Además, la nevera puede proteger frente a microorganismos y pequeños insectos, típicos del verano en zonas cálidas.

La mejor opción parece ser el congelador, ya que no produce la misma humedad e incluso puede ayudar a tener un café más aromático en verano, tal y como ya aprendimos. Sin embargo, es importante recurrir a este método de conservación solo en casos extremos, y usando siempre café en grano recién tostado, bien protegido y en un congelador limpio sin olores extraños. Nadie quiere café con aroma a cebolla congelada.

Ya sabes por qué deberías preocuparte de conservar el café correctamente en casa si de verdad eres un cafetero de pro. Siguiendo estos sencillos consejos te asegurarás de disfrutar al máximo de cada taza de café prepares en casa, sin perder ni un pizca de aroma. ¿Cómo sueles conservar el café?

Fotos | iStock.com/zeugirdororutra, Prajit002, 2Crows, high-number

En Mi Mundo Philips | Por qué deberías acompañar siempre tu café con un vaso de agua

En Mi Mundo Philips | Así es el perfect serve del café

Guardar

Guardar

Guardar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.