Consigue cremas de verduras más cremosas y ligeras con este truco de cocina

, 26 de octubre de 2016

Crema de verduras

Es tiempo de platos de cuchara y no hay nada como las cremas de verduras reconfortantes para alimentarse bien y entrar en calor. ¿A que apetece llegar a casa y disfrutar de una suave y aromática crema a la hora de la cena? Pues si quieres conseguir una textura aún más cremosa y ligera apunta bien este truco de cocina. Ganarás en sabor sin sumar calorías.

Cremas de verduras, saludables y deliciosas

Cremas de verduras

Después de pasar el verano entre gazpachos y otras sopas frías, el otoño inaugura la temporada de purés y cremas de verduras. Son un plato ideal para empezar el menú o tomar una cena ligera y sencilla, pero nutritiva y reconfortante. Además son perfectas para toda la familia, una buena manera de tomar verduras sin que los peques protesten.

La clave para triunfar con tus cremas de verduras está en extraer el máximo sabor y conseguir una textura melosa, suave y delicada. Por eso es fundamental triturar bien los ingredientes aprovechando la potencia de tu batidora, ajustando la cantidad de líquido al gusto. Pero hay un pequeño truco con el que te quedarán aún más cremosas, y todo sin añadir nata o mantequilla.

cebollas

El secreto está en preparar un puré de cebolla asada. Elige variedades más aromáticas, como la cebolla dulce, las chalotas o las de tipo francesa, quita las pieles y ásalas en el horno enteras hasta que estén muy, muy tiernas. Quita las capas exteriores y tritura con tu batidora o tu robot su pulpa interior, añadiendo un chorrito de aceite de oliva, un poco de zumo de limón y sal. Guarda este puré en un tarro hermético en la nevera y úsalo para enriquecer tus cremas, purés y salsas.

Cuando la asamos, la cebolla se vuelve melosa, dulce y muy aromática. Añadiendo una o dos cucharadas a tus cremas de verduras favoritas serán mucho más sabrosas y con una textura cremosísima. Es un truco ideal para dietas de todo tipo y la solución perfecta para intolerantes a la lactosa que no pueden añadir nata a las cremas. Nadie descubrirá tu truco pero no se podrán resistir a tus cremas, ¡anímate a probarlo!

En Mi Mundo Philips | Crema exprés de guisantes con tosta de queso de cabra

En Mi Mundo Philips | Crema de puerros con vinagreta de mostaza. Una receta ligera para el frío

Guardar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.