Continuar con la lactancia materna tras una mastitis

, 4 de noviembre de 2013

Breastfeeding_05-L

Uno de los problemas más graves que puede ocurrir en la lactancia es una mastitis. Aún así puedes continuar con la lactancia materna, incluso es recomendable hacerlo. La mastitis es una inflamación del tejido del pecho. Se puede desarrollar una infección si la inflamación no se soluciona rápido. Notarás una zona roja en el pecho, que se puede sentir caliente y sensible. Además es habitual sentir fiebre y dolor, como si tuvieras la gripe. En este caso, es recomendable acudir al médico.

¿Por qué suceden las mastitis?

La mastitis puede estar causada por problemas como congestión, conductos bloqueados, pezones irritados o agrietados, que no se han solucionado y crean una infección. También puede ocurrir sin motivo aparente. La obstrucción de conductos se suele producir por los siguientes motivos:

* Cuando se deja pasar demasiado tiempo entre las tomas
* Si el bebé no vacía el pecho
* Por el uso de sujetadores apretados que comprimen el pecho

Para prevenirlo, hay que dar el pecho a demanda y dejar que el bebé tome todo lo que necesite. Si el pecho queda demasiado congestionado en algún momento, puedes extraerte leche con un sacaleches y si por cualquier motivo tienes que alejarte del bebé, continúa sacándote leche. Yo he tenido que hacer algún viaje ineludible mientras daba el pecho y he viajado con el extractor de leche como compañero de viaje, extrayéndome leche cada tres o cuatro horas y poder así continuar con la lactancia sin problemas.

Lactancia contra la mastitis

La leche no sufre ninguna modificación debida a la mastitis, así que puedes seguir amamantando sin problemas. Es muy importante vaciar los pechos y mantener la leche en circulación. Si le das al bebé el pecho con frecuencia y se vacían bien los pechos, la mastitis se puede solucionar rápido. Asegúrate de que estás utilizando una buena técnica a la hora de dar el pecho para evitar que vuelva a aparecer. Se pueden utilizar compresas calientes antes y después de las tomas para aliviar los síntomas y ayudar a que fluya la leche.

SCF258_Thermopad_03-L

Si la mastitis se agrava, puede ser necesario tomar antibióticos, que sean compatibles con la lactancia. Como en todo tratamiento con antibióticos, el curso de los mismos debe tomarse por completo para evitar que las bacterias desarrollen resistencia. Si el dolor es fuerte, puede ser necesario tomar analgésicos para el dolor que provoca la mastitis.

Conductos bloqueados

Los conductos se bloquean cuando se forma un depósito de grasa en los conductos interiores que impiden el drenaje del pecho, o si se comprimen los conductos. Si no se tratan, los conductos bloqueados pueden degenerar en mastitis. Puede que notes un bulto duro, que puede ser bastante pequeño por dentro del pecho, y la piel de alrededor puede estar enrojecida. Un conducto bloqueado puede aparecer como un punto blanco en el pezón.

La solución pasa por seguir dando el pecho al bebé y drenar el pecho con frecuencia. A veces se puede bloquear un conducto si se utiliza una técnica incorrecta para dar el pecho y quizás lo único que necesites sea la ayuda y el asesoramiento experto de tu matrona o de un consultor en lactancia. Puede ayudar utilizar agua o paños calientes, y masajear suavemente el pecho bajo la ducha, al igual que cambiar de posición en las tomas. Al comprimir la zona de la obstrucción se puede forzar la salida del tapón.

En un problema que suele suceder cuando estás destetando, por lo que una vez que dejas la lactancia materna, conviene masajearte el pecho los siguientes días para que no haya obstrucciones.

En Mi Mundo Philips | Cómo solucionar las principales molestias durante la lactancia

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.


  • Sonia

    Supongo que la persona que ha escRito el artículo no ha pasado por una mastitis y ha continuado con la lactancia, verdad?

  • Chloe

    Afortunadamente, no, pero sí tengo una amiga que lo hizo. La verdad es que la mastitis tiene que ser una experiencia dura, e igual te replanteas el tema de la lactancia, pero si quieres continuar que sepas que los puedes hacer, ese es el fin de este artículo.