¿Convivir con mascotas y tener la casa limpia es posible?

, 23 de agosto de 2017

Si eres un amante de los animales y un maniático de la limpieza, podrías tener un problema. Adoptar o comprar una mascota es una gran experiencia con muchos aspectos positivos, también con niños en casa. Pero algunos olvidan que son seres vivos con necesidades, y sí, ensucian. Entonces, ¿es posible convivir con mascotas y tener la casa limpia?

Buenas razones para tener animales en el hogar

A casi todo el mundo nos gustan los animales, unos más y otros menos, pero dar el paso a convivir con ellos no es una decisión para tomarse a la ligera. Una mascota es un ser vivo del que nos hacemos responsables, requiere atención las 24 horas y tiene unas necesidades especiales.

Por tanto, llevar uno o varios animales a casa no puede ser un mero capricho y tenemos que valorar todos los cambios que habrá en nuestro hogar. Es algo que se debe decidir en familia y hay que ser realistas sobre si podemos asumir su cuidado. ¿Vivimos en un piso pequeño? ¿Pasamos mucho tiempo fuera de casa? ¿Hay alérgicos en la familia? ¿Tenemos muchos objetos delicados de valor?

Si la decisión es positiva no nos arrepentiremos nunca: recibir un animal en casa es una experiencia que enriquece nuestra vida de muchas maneras, nos hacen compañía, nos alegran las rutinas y saben ponernos de buen humor. Para los niños tiene muchos efectos positivios en su aprendizaje y madurez, enseñando buenos valores y responsabilidad.

Una casa con mascotas: por sus señales la reconocerás

¿No te dan rabia esas fotografías de revista de decoración con casas impolutas en las que un gato retoza sobre la cama, o el perro posa elegante en salón? Quien haya tenido animales sabe que es imposible tener animales con una casa brillante de película. O al menos, no durante mucho tiempo.

Los animales son seres vivos que habitan con nosotros; también se mueven, saltan, se rascan, salen a la calle, se ensucian, comen, juegan, hacen sus necesidades y crecen. Tanta actividad dejará huella en la casa en forma de manchas, rozaduras, pelos, arañazos, huellas, olores, etc.

Está claro que los animales pequeños, como pájaros cantores, peces o roedores, no ensucian tanto, sobre todo porque pasan casi todo el tiempo en su propio espacio cerrado. Son los perros y gatos los que camparán a sus anchas por todas partes, y si encima son cachorros, parece que tener la casa limpia con ellos es tarea imposible.

¡No sufras! No hay que elegir entre disfrutar de un amigo peludo o un hogar impecable: se puede convivir con ellos y mantener la casa limpia, dentro de lo razonable. Habrá que ser un poco más meticuloso en la limpieza, algo parecido a prevenir las alergias, pero todo es cuestión de rutinas.

Buenos hábitos para convivir con mascotas

  • Los errores en decoración pueden complicar las alergias, y también la limpieza con animales en casa. Simplifica vuestra vida con muebles más sencillos, espacios más diáfanos y menos accesorios decorativos inútiles. Si los muebles y el suelo son fáciles de limpiar, se ensuciarán menos.
  • Limpia a diario para evitar la acumulación de pelos y olores. Hay que ser metódico sobre todo en los rincones que más frecuentan, sus camas o lugares favoritos. No hace falta machacarse cada día, una pasada general cada día hace mucho.
  • Aunque les gusta tumbarse por todos lados, perros y gatos disfrutan con una cama o colchón especial para ellos. Elige una que se limpie fácilmente, con una tela resistente que la recubra y que se pueda quitar y poner sin dificultad.
  • Sacude sus camas, toallas y otras telas que usen habitualmente a diario, y pasa el aspirador cada uno o dos días para aspirar al máximo los pelos y partículas de suciedad.
  • Su ropa y otros textiles habrá que lavarlos al menos una vez a la semana. Si quieres evitar los alérgenos, también es buena idea plancharlos o aplicarles el vaporizador de prendas para acabar con el mayor número de gérmenes y otras sustancias.
  • En primavera y otoño suelen mudar el pelo, así que toca esmerarse más con la limpieza. Hay que cepillar su pelaje con un cepillo especial cada día, y apirar el suelo de toda la vivienda a diario. No te olvides de usar los accesorios especiales para sofás, alfombras y otros rincones, el pelo de los animales se expande por todas partes.
  • Cepilla bien a tu perro antes de entrar a casa cuando salgáis de paseo. Si ha llovido, es buena idea sacarlos con chubasquero y tener a mano una toalla especial para él a la entrada, para evitar que deje rastros de humedad y barro por la casa. Limpia también las patas y las uñas.
  • Evita los olores ventilando con frecuencia los lugares más frecuentados por los animales. Utiliza productos específicos neutralizadores de olores para lidiar con la suciedad más conflictiva, que incluso elimina orines y otras manchas.
  • La educación también es esencial: aunque son animales y se comportan como tal, podemos enseñarles a ser un poco más civilizados. Con paciencia y disciplina, recompensándoles con premios y golosinas cuando lo hacen bien, aprenden rápido lo que pueden y no pueden hacer.
  • Es importante que tengan delimitadas las zonas de alimentación para que no desperdiguen el pienso y el agua por toda la casa.
  • Juega con frecuencia con ellos, y procura que tengan juguetes propios. Un animal entretenido y que ha quemado mucha energía jugando estará más tranquilo en casa. Si se aburre o tiene ansiedad podría tomarla con los muebles y las plantas.
  • Cuando toque bañarlos, usa siempre productos específicos para ellos. Si tu animal es muy grande puedes recurrir a centros especializados donde se alquilan cabinas para lavarlos tú mismo, o puedes dejar que se encargue un profesional. Los gatos apenas necesitan lavados, pero también hay que vigilar que no se ensucian, sobre todo cuando son más pequeños o si tienen acceso al jardín.
  • Para manchas esporádicas, puedes recurrir a toallitas de usar y tirar especiales para animales. Son muy efectivas y no dañan la piel ni el pelo del animal.
  • Si tus mascotas son especialmente peludas y sueltan pelos todo el año, apuesta por un aspirador potente con gran capacidad de succión en todas las superficies, como la gama PowerPro de Philips. Aprovecha cada accesorio para sacarle el máximo rendimiento en cada superficie, ya sea en suelo, alfombras, moquetas o en los muebles y rincones de difícil acceso.
  • El aspirador de mano te será útil para recoger rápidamente los pelos en apenas un instante y dar una pasada ligera a la ropa, sofás y otras superficies.
  • Si vives en una zona muy húmeda o tu perro suele volver del paso mojado y con las patas llenas de barro, te puede interesar más un aspirador en húmedo como el AquaTrio Pro, que aspira, limpia y seca fácilmente en todo tipo de suelos.

Recuerda: para convivir con mascotas y tener la casa limpia lo importante es ser metódicos con la limpieza diaria. Pero sobre todo hay que recordar que los animales también forman parte del hogar, y la huella que dejan en nuestra vida siempre será mayor que las manchas que puedan ocasionar en casa. Y tú, ¿tienes mascotas en casa?

Fotos | iStock.com – humoniaStegarauvladansmis1iligorr1

En Mi Mundo Philips | La simple costumbre que te ayudará a mantener la casa limpia y sin alergias

En Mi Mundo Philips | Trucos para aspirar cada rincón de la casa más rápidamente

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.