Coparents: una tendencia de paternidad al alza

, 4 de enero de 2017

coparents

Cada vez estamos más acostumbrados a ver nuevas formas de paternidad. La familia “tradicional” deja paso a familias de todo tipo: monoparentales, de matrimonios del mismo sexo, de maternidad subrogada… Hay gente que quiere ser padre o madre no importa la situación sentimental en la que esté, y para ello hay una nueva posibilidad que lo permite. Es la coparentalidad.

¿Qué es la coparentalidad?

La paternidad compartida es para todos los que quieren ser padres sin importar su situación: solteros, ya sean hombres y mujeres, o personas que viven en pareja, y es una opción válida tanto para persona sola, para una pareja o para incluso tres padres o madres. Se trata de compartir la experiencia de ser padres, con todos los derechos y las responsabilidades.

Las posibilidades son muy amplias, pero todas se basan en el deseo de varias personas de ser padres, compartiendo con otros todo lo que conlleva cuidar a un hijo, desde darles una educación, convivir con ellos, darles amor y cariño, hasta ofrecerles todo lo que puedan necesitar para su crecimiento: comida, un hogar, unos estudios…

Si quieres se madre y no tienes pareja, puedes recurrir a la inseminación artificial. Pero aún así, puedes querer que tu hijo tenga una figura paternal. De esta manera, la coparentalidad puede ser de ayuda, ya que puede tratarse de una donación de esperma amistosa en la que el padre biológico también quiere implicarse en la educación del hijo.

Ser padre o madre soltero puede ser duro, pero si pueden encontrar a alguien con quien compartir ese momento, todo puede ser más sencillo.  Lo que hay que tener es las cosas muy claras y concretar la manera de organizar la coparentalidad, además de llegar a unos acuerdos sobre la manera de educar al niño o niña con la persona con la que compartas la coparentalidad. Algunas webs como Co-padres nos explican todos los asuntos que hay que tener en cuenta cuando te planteas esta opción de paternidad.

Aunque aún nos extraña ver casos así, cada vez será más habitual. Para los niños, que no tienen prejuicios de ningún tipo, tener dos madres y un padre o un padre y una madre que viven por separado puede ser lo más normal si siempre lo han vivido así. Lo importante es que los niños  reciban todo el amor, el cariño, el respeto y el tiempo, y los coparents es lo que quieren ofrecer.

Foto | Pixabay

Más información | Co-padres

En Mi Mundo Philips | ¿Y en tu casa concilias? Pistas para saber si aún se puede mejorar

 

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.