Cosas que todo hombre debe saber: Coser un botón

, 10 de junio de 2015

20150610_Boton

A todos nos ha pasado. Un día vas a abrocharte la americana del traje y… ¡zas! El botón sale volando. O te compras una camisa, vas a estrenarla y resulta que los botones están flojísimos hasta el punto de que te quedas con alguno en la mano.

Es en ese preciso momento cuando nos acordamos de nuestra madre. No para maldecir, ni nada parecido. Sino porque es en ella en quien solemos depositar la felicidad de nuestros botones y en este preciso momento no la tenemos al lado.

¿Qué hacemos entonces? Muy sencillo: aprender a coser botones, que es facilísimo y nos convierte en hombres realmente independientes del siglo XXI. Así que toma en este post, porque yo lo tengo claro: coser un botón es algo que todo hombre debe saber hacer. Veamos.

Cómo coser un botón

Metámonos en faena. No es que yo esté cosiendo botones todos los días, pero cuando me ha tocado hacerlo no se me ha dado nada mal. Así que voy a compartir con vosotros el vídeo con el que aprendí a hacerlo. Ya se sabe que en esto la mejor explicación es ver cómo se hace.

Aunque en el vídeo está clarísimo, voy a tratar de resumiros por escrito todos los pasos. Tengamos en cuenta que todo el rato me refiero a un botón de cuatro agujeros. Antes de nada, asegúrate de que el color del hilo es el mismo que el del resto de los botones y que sabes exactamente el punto de la prenda donde debe ir cosido.

Una vez lo tengamos claro, esto es lo que hay que hacer:

1. Enhebramos la aguja dejando el hilo doble y hacemos un pequeño nudo al final.
2. Pasamos la aguja ya enhebrada por dos de los agujeros opuestos del botón.
3. Pasamos la aguja por entremedias del hilo doble, de tal modo que el botón quede “atado”.
4. Ponemos el botón en el punto de la tela donde lo queremos coser, dejando unos milímetros de espacio.
5. Damos una primera puntada en la tela y metemos la aguja por uno de los orificios del botón desde la cara que pega a la prenda, hasta que pasamos todo el hilo.
6. Volvemos a pasar la aguja por el orificio opuesto del botón, esta vez desde arriba, y por supuesto atravesando la tela.
7. Repetimos la operación por los diferentes agujeros del botón, hasta que éste queda bien amarrado a la tela.
8. Antes de terminar, hacemos un círculo con el hilo alrededor del botón e introducimos la aguja por él desde abajo, de tal modo que hacemos un pequeño nudo. Repetir cuatro o cinco veces.
9. Cortamos el hilo sobrante.

¡Y voilá! Ya tienes un botón cosido a prueba de bombas y que no te pasará malas jugadas en los peores momentos.

Imagen | Ricardo Rodríguez krismanich
En Mi mundo Philis | Cosas que todo hombre debe saber: abrochar una chaqueta cruzada

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.