Cosas a tener en cuenta antes de que llegue el momento del parto

, 21 de febrero de 2014

650_1000_144554862_f49834f30b_o

El momento del parto es muy importante tanto para la madre como para el bebé. Por fin, tras nueve meses de espera, llega el momento en el que el pequeño nace, el momento en el que por primera vez vais a veros, a tocaros, a oleros, y en el que si todo sale bien, el bebé realizará la primera toma de leche materna. Por eso conviene elegir bien cómo y dónde va a ser el parto.

El parto es nuestro

Más allá de que tengas un ginecólogo de confianza, es muy importante elegir el hospital donde vas a dar a luz. Tu ginecólogo puede que en el último momento no pueda estar en el parto y finalmente te atienda otro. Lo que tienes que tener claro que el lugar dónde vas a dar a luz respete tu plan de parto.

El llamado Plan de Parto es un documento para recoger la voluntad de la usuaria. Mediante este documento la futura madre dice sí, no o tal vez a las intervenciones más habituales en el parto. Esta fórmula permite a la embarazada tomarse todo el tiempo que necesite y consultar distintas fuentes para poder formarse una opinión y expresar sus preferencias. Suelen enviarse a los hospitales en forma de carta.

Una cosa que me preocupaba a mí era el alto porcentaje de cesáreas en las clínicas privadas, que me lleva a pensar que la mayoría de ellas son totalmente in-ne-cesáreas. Por mucho que casi todas las famosas adelanten el parto y lo hagan a través de cesárea, cualquiera que ha tenido los dos partos (vaginal o por cesárea) te dirá que el cuerpo se recupera mucho mejor con un parto vaginal. Y tampoco tiene mucho sentido el argumento de que por cesárea “el bebé sufre menos“. Los bebés se adaptan mejor a la vida si pasan por el canal del parto. Esa es nuestra naturaleza y estamos diseñados para ello.

El parto y la lactancia

Para establecer una buena lactancia, es fundamental el contacto piel con piel justo después de dar a luz. Los bebés nacen con ganas de mamar y las primeras gotas, el calostro, les ayuda a recuperarse del esfuerzo del parto. Indica tu intención de que os faciliten ese contacto en la sala de partos. En el hospital donde di a luz (público), pude estar tranquilamente más de una hora después de parir compartiendo esos momentos mágicos con mis hijos.

Otro comentario que oí a una chica que dio a luz antes que yo y que me pareció horrible fue que en la clínica privada donde parió la primera noche se llevaron al bebé al nido para que ella pudiera dormir mejor. Ocho horas separada del bebé nada más nacer, éste es un gravísimo error no sólo para la lactancia, sino para que madre e hijo se vayan conociendo. Ella tuvo una subida de la leche brutal, no durmió en toda la noche y el bebé no tuvo el contacto con su madre que tanta falta le hace justo cuando acaba de aterrizar en el mundo.

Infórmate antes de dar a luz y estudia las distintas opciones. Recuerda que el parto es nuestro. Si además también tienes claro que quieres dar lactancia materna a tu bebé, aquí puedes resolver todo tipo de dudas que se te puedan plantear.

Foto | Anthony J en Flickr CC
En Mi Mundo Philips | Cinco mitos del bebé recién nacido que como padre primerizo debes olvidar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.