¿Cuál es la temperatura perfecta para tomar el café?

, 16 de enero de 2019

La temperatura perfecta para el café

Si te han llamado tiquismiquis por quejarte de recibir un café ardiendo o demasiado frío, no te avergüences más. Cualquier barista o experto sabe que acertar con la temperatura perfecta para tomar el café es tan importante como el origen de los granos, el agua o la calidad de la cafetera.

No se trata de una mera cuestión de gustos; los especialistas y estudiosos del café han investigado concienzudamente todo el proceso de elaboración para dar con los parámetros exactos que garantizan la mejor taza. Pero, ¿cuál es exactamente esa temperatura perfecta y por qué es tan importante?

Por qué hay que buscar la temperatura perfecta

La temperatura perfecta para el café

Cuando hablamos de la temperatura nos referimos al agua, parte fundamental de cualquier bebida de café. Para preparar un café espresso es imprescindible que el agua se caliente para garantizar la extracción perfecta. Si está demasiado caliente o demasiado fría no lograremos obtener todos los compuestos de sabor y aromas.

Los expertos recomiendan una temperatura estándar de unos 90ºC, con ligeras variaciones según el gusto personal o el tipo de café que se vaya a preparar. Por debajo de 85ºC es probable que el café esté substraído, resultando una bebida algo insípida; por encima de 95ºC se podría quemar y aparecer sabores poco agradables. Es lo que sucede con el típico café muy amargo o áspero.

La temperatura perfecta para el café

En las bebidas con leche, si el lácteo está muy caliente se quemarán sus azúcares, estropeando también el café. Cuando la taza nos llega tarde a la mesa y se ha enfriado por el camino, ya no sabe igual, y no sirve de nada intentar recalentarlo.

Cafeteras con ajuste de temperatura y Thermoblock

Puesto que la temperatura perfecta es un factor crucial, no nos debería extrañar que las mejores cafeteras automáticas la cuiden hasta el mínimo detalle. Las cafeteras espresso Series 5000 de Philips cuentan con la funcionalidad de ajuste de temperatura para personalizar completamente cada bebida y sacar el máximo partido de cada grano.

Además, con la tecnología Thermoblock tenemos garantizado un café siempre a la temperatura perfecta. El ligero cuerpo de aluminio y acero inoxidable permiten que la máquina alcance altas temperaturas rápidamente, incluso en la primera taza.

Recuerda que los granos de café son muy delicados, todo un ingrediente gourmet: origen, frescura, tueste, molido, temperatura, volumen… todo influye para obtener ese perfect serve que nos conquista cada mañana.

Fotos | Unsplash

En Mi Mundo Philips | Las tendencias del café que veremos en 2019, ¿qué queda por inventar?
En Mi Mundo Philips | Descubre el café Pharisäer, el “irlandés” alemán

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.