Cuando el café forma parte de una obra de arte

, 16 de noviembre de 2016

automat

No vamos a hablar del arte con la espuma del café (que ya hemos visto muchas veces que alcanza extremos increíbles), sino de cuadros, de verdaderas obras de arte en las que el café ha sido el protagonista. Muchos artistas han querido retratar escenas cotidianas, y reunirse con los amigos y tomar un café es una de las escenas más típicas e universales que podemos vivir. Desde el impresionismo hasta el hiperrealismo, así ha visto el mundo del arte un acto tan mundano como tomar café.

Edward Hopper

edwarr

Un pintor norteamericano que retrató la vida en la gran ciudad de manera realista. Su mujer solitaria bebiendo un café o dos extraños compartiendo confidencias en un bar junto a unas tazas de café reflejan la soledad de la vida contemporánea.

Edward Killingworth Johnson

Drinking Coffee And Reading In The Garden Painting by Edward Killingworth Johnson; Drinking Coffee And Reading In The Garden Art Print for sale

Este ilustrador británico retrato la bucólica vida en el campo, y ¿qué puede haber más romántico y más relajante que tomarse una taza de café mientras lees un libro en plena naturaleza?

Frederick Carl Frieseke

frederick-carl-frieseke

Aunque nació en Estados Unidos, Frederick Carl Frieseke vivió casi toda su vida en Francia, y se dejó influenciar por el impresionismo.  En la mayoría de sus cuadros vemos mujeres disfrutando de la vida y de no hacer nada, como beber un café tranquilamente a la sombra de las sombrillas mientras charlas con amigos.

Pierre-Auguste Renoir

renoir-after-the-luncheon

Uno de los nombres más relevantes del impresionismo también retrató la vida de los animados cafés de París a finales del siglo XIX y principios del XX. Eran el centro de las reuniones sociales de los intelectuales.

Theo van Reysselberge

theo-van-reysselberge-_teo_van_reysselberg_ak

Este pintor belga también da el protagonismo al café en las ocupaciones diarias de las mujeres burguesas que no tenían mucho que hacer aparte de leer, bordar y reunirse con amigas.

Si ya decimos siempre que tomarse una taza de café es todo un arte, y con estas pinturas, aún más.

Fotos | Wikipedia

En Mi Mundo Philips | Dónde tomar café en Lisboa y Oporto

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.