¿Cuándo debo empezar a dar agua al bebé y cómo me aseguro de que esté hidratado?

, 22 de agosto de 2014

SCF752_05-L

En verano, las necesidades de agua de nuestro cuerpo aumentan, tanto las de los niños como las nuestras. Ellos además, no paran de moverse, sudan muchísimo y se les olvida que tienen que beber agua. Para prevenir que se deshidraten, debemos ofrecerles agua constantemente, y además estos consejos te ayudarán a mantenerle hidratado.

¿Cuando debo empezar a dar agua al bebé?

Los bebés hasta los seis meses se supone que reciben suficiente agua con la leche materna o con la leche de fórmula que tomen. Es habitual que en verano realicen tomas más cortas y más frecuentes para saciar su sed.

A partir de los seis meses, que comienzan con la alimentación complementaria, podemos empezar a ofrecerles agua, sobre todo cuando hace calor. En un principio debemos darles el agua con vasos con boquilla adaptada a su tamaño, que permiten una fácil transición del biberón al vaso. Si además disponen de válvula antigoteo, que permite que no se derrame el agua, mucho mejor.

SCF750_00-RTP-global-001

Par asegurarnos que los bebés estén suficientemente hidratados, hay que fijarse en los pañales, si éstos se manchan de pis a menudo es que el niño está bien hidratado y come lo suficiente.

El agua siempre a mano

Recuerda llevar siempre a mano agua para ofrecer al bebe, y hacerlo cada dos o tres horas. Hay que insistir para que tomen todo el agua que necesitan a lo largo del día.

Los vasos con boquilla son los más adecuados, y el tamaño de la misma se debe adaptar al flujo y al ritmo con el que ellos son capaces de beber. Los vasos de Philips AVENT están diseñados a prueba de derrames a pesar de que se agiten, se tiren o se dejen tumbado. Aun así resulta fácil beber de ellos. El vaso dispone de una tapa abatible y un clip lateral para colgarlo del cinturón o de la silla de paseo y así no nos olvidaremos llevarlo con nosotros cada vez que vayamos a la calle.

A partir del año, los bebés comienzan a aprender a beber de pajita, lo que a ellos les resulta muy divertido. Para ellos están disponibles estos vasos térmicos con pajita en colores rojo o azul y que mantienen los líquidos fríos o calientes durante más tiempo.

Una dieta rica en agua

Hay niños a los que les cuesta consumir agua a lo largo del día. La alternativa pueden ser los zumos, los batidos o la leche, pero debemos tener en cuenta que éstos suelen tener azúcar y que no es una buena opción abusar de ellos. Pero hay otras maneras de asegurarnos un aporte suficiente de agua a su dieta a través de los alimentos que comen los niños.

Así, por ejemplo, una dieta rica en agua llevaría frutas como la sandía, el melón, la pera, las naranjas, los paraguayos, las nectarinas, las ciruelas, y casi todas las sabrosas frutas de temporada. Casi todas las verduras aportan también mucha agua, como los tomates. Si nuestros bebés son remolones para beber agua, podemos prepararles purés más líquidos, menos espesos, para que así tomen algo de líquido extra en su dieta.

En Mi Mundo Philips | Métodos para aliviar los dolores del parto

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.