¿Cuándo necesitas protectores de pezones en la lactancia?

, 7 de Septiembre de 2017

dar el pecho

La lactancia es uno de los momentos más apreciados por las mamás y uno de los que les deja mejor recuerdo, sí, pero también puede ser uno de los periodos en que más ayuda y apoyo requieran. Amamantar a un pequeño que no siempre está por la labor de comer, tener que lidiar con los problemas de la piel y continuar con una dieta restringida son algunos de los factores que convierten la lactancia en un periodo no siempre fácil de sobrellevar.

El pecho es la parte que más sufre en este proceso y por eso, muchas veces, las mujeres en periodo de lactancia deben utilizar protectores para sus pezones. ¿Eres una de ellas? Si te identificas con alguna de estas situaciones, entonces quizás debas planteártelo:

  • Pezones irritados o doloridos. Es una situación de lo más común: la piel de esta zona es muy sensible y se irrita con facilidad. A veces, incluso, impide a las mamás dar el pecho. La solución es sencilla: unos protectores de silicona como estos evitarán la fricción y te ayudarán a recuperarte fácilmente.
protector pezón
  • Tu reflejo de bajada es muy fuerte. Es otro problema habitual: la leche llega a la boca del pequeño con demasiada fuerza, por lo que el bebé se mueve, se aparta o está incómodo mamando. Con estos protectores de pezón lo que conseguirás será que tu leche llegue de una manera más suave y moderada y que el bebé pueda acostumbrarse y coger el ritmo.
  • Tu bebé es muy pequeño o no logra engancharse al pecho. A algunos niños (especialmente a aquellos que nacen de forma prematura) les cuesta, a veces, sujetarse al pecho. Por eso, piezas de silicona de este tipo les facilitarán la tarea de empezar a mamar. Para tranquilidad de la madre, los protectores de Avent están especialmente diseñados para que el bebé tenga el máximo contacto con el pecho materno aun a través de la protección. Además, están fabricados con una silicona muy fina sin olor ni sabor que será imperceptible para el niño.
  • Tienes pezones invertidos o planos. Si este es tu caso, unos dispositivos así te podrán ser muy útiles y te ayudarán a que la tarea de dar el pecho sea más sencilla tanto para ti como para tu bebé.

En Mi Mundo Philips | Primeras 24 horas con tu bebé: cómo es la lactancia del recién nacido

Fotos | Pixabay, Philips

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.