¿Cuándo se debe dar azúcar a los bebés?

, 15 de marzo de 2017

Recientemente se ha puesto en relieve en medios de comunicación que muchos productos alimenticios que se venden para niños tienen una cantidad de azúcar mucho más alta de lo aconsejable. La OMS recomienda que la cantidad diaria de azúcar no supere un 10% de la ingesta total de calorías, tanto en adultos como en niños. Y consultando las etiquetas de muchos alimentos preparados, esa cantidad se alcanza con solo uno o dos productos de consumo habitual. Por fin nos empezamos a dar cuenta de todo el azúcar que les damos a nuestros hijos al cabo del día, algo sobre lo que debemos reflexionar.

Demasiado azúcar en nuestras dietas

Los bebés, los niños y los adultos no deberían tomar azúcares añadidos. La cantidad ideal es cero, y la edad recomendada es, cuanto más tarde, mejor. El único azúcar que deberíamos tomar es el que se incluye naturalmente en la fruta entera o en la lactosa de la leche, que el cuerpo está acostumbrado y preparado para asimilar.

Lo que ocurre con la mayor parte de los productos alimenticios preparados es que todos incluyen azúcar añadido, desde el pan de molde hasta los yogures, pasando por las bebidas y meriendas que viene con atractivos dibujos para los niños o incluso productos salados como el jamón york o la pizza. Muchos incluyen una cantidad de azúcar desmesurada que no apreciamos hasta que nos paramos a leer la etiqueta nutricional.

 

El azúcar es una de las principales causas de obesidad infantil y adulta, y predispone en los casos de diabetes de tipo II, que está aumentando alarmantemente entre la población infantil. Y no debemos olvidar la frecuencia de la caries infantil, ocasionada en gran medida por el consumo de comidas dulces.

El problema no es solo el azúcar que consumen a diario, sino que nuestros hijos se están acostumbrando a tener un umbral del dulzor muy alto (el que provoca que, cuando seas adulto, te eches dos o tres cucharadas de azúcar al café en lugar de una), y que dejamos de consumir productos más beneficiosos para la dieta, con más nutrientes y vitaminas, en favor de productos que no aportan más que azúcar y calorías vacías.

¿Qué cantidad de azúcar pueden tomar los niños?

Aunque la dieta puede variar mucho de un niño a otro (depende de cómo sean de tragones, del ejercicio que hagan, de si están en una fase de crecimiento o no), entorno al año de vida deberían consumir aproximadamente unas 1000 calorías el día, aumentando esa ingesta en 100 calorías diarias por año cumplido. Eso nos deja un consumo de un máximo de 100 calorías de azúcar (unos 25 gramos) por día, que equivale a unos 6 terrones de azúcar. El problema es que hasta los productos que se venden como ideales para los bebés tienen más azúcar del recomendable por la OMS.

 

Estamos tan acostumbrados a incluir azúcar en la dieta que no nos damos cuenta de todo el azúcar añadido que sumamos a lo largo del día en la dieta de nuestros hijos: leche con cacao y galletas para desayunar, algún zumo como tentempié, algo de chocolate o un batido para merendar, más uno o dos yogures de sabores a lo largo del día.

 

¿Cómo reducir el azúcar de las dietas infantiles?

Como padres, somos responsables de que los niños vayan adquiriendo hábitos saludables en su alimentación, porque lo que aprendan de niños lo seguirán repitiendo cuando crezcan. Deberíamos considerar algunos consejos para reducir en azúcar en las dietas infantiles:

  • Dar preferencia a la fruta entera sobre los zumos preparados.
  • Los lácteos deberían ser naturales y sin azúcar.
  • Cocinar en casa comida sana en lugar de comprar productos preparados.
  • Que los niños aprendan a disfrutar de los alimentos naturales, los que se han consumido toda la vida, frente a los productos que se anuncian en televisión.
  • Desayunar pan, fruta y leche en lugar de bollería industrial.
  • Beber siempre agua en lugar de otro tipo de bebidas o refrescos.
  • Evitar los restaurantes de comida rápida y la comida basura.
  • Evitar el picoteo entre horas y las chuches. Como merienda deberían tomar bocadillos, fruta y yogur natural.
  • Promover el consumo de frutas y verduras (que deben llegar a 5 raciones diarias).

Definitivamente, debemos ser más conscientes del azúcar que consumen nuestros niños para no rebasar las cantidades máximas recomendables.

Foto |iStock IPGGutenbergUKLtdsinazucar.org

En Mi Mundo Philips | La guía para elegir la tetina del biberón

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.